La Vida

sábado, 21 de agosto de 2010

CANCIONES DE DESPEDIDA

Me ausento, me voy, no se aún adonde ni por cuanto tiempo, eso Dios lo sabrá...


Aquí dejo unos vídeos, no se pueden comparar, pues ambos hablan de vivir y amar.


Me ausento, me voy, no se aún adonde ni por cuanto tiempo, sólo Dios lo sabrá...


Os doy gracias a todos por tanta generosidad.


Me ausento, me voy, no se aún adonde ni por cuanto tiempo, seguro Él me guiará...





El día muere en la noche. La noche muere en el día. Pero mi amor por ti no morirá jamás, Pero mi amor por ti no morirá. Pero mi amor por ti no morirá jamás No morirá, jamás, jamás El fuego muere en el agua. El invierno en la primavera Pero mi amor por ti no morirá jamás, Pero mi amor por ti no morirá. Pero mi amor por ti, no morirá jamás No morirá, jamás, jamás. Porque tú eres en mi vida la esperanza. Me has brindado todo un cielo de bondad. Porque tanto, tanto que te quiero, que mi amor por ti no morirá jamás. Pero mi amor por ti no morirá jamás. No morirá jamás, jamás. La dicha muere en tristeza. El llanto en la alegría. Pero mi amor por ti no morirá jamás, Pero mi amor por ti no morirá. Pero mi amor por ti no morirá jamás No morirá, jamás, jamás. Lo malo muere en lo bueno. La flor por tu amor muere Pero mi amor por ti no morirá jamás, Pero mi amor por ti no morirá. Pero mi amor por ti no morirá jamás No morirá, jamás, jamás. Porque tú eres en mi vida la esperanza. Me has brindado todo un cielo de bondad. Porque tanto, tanto que te quiero, que mi amor por ti no morirá jamás. Pero mi amor por ti no morirá jamás. No morirá jamás, jamás.





Regala a estos pies de arcilla alas para volar.

martes, 10 de agosto de 2010

NUESTRA MADRE

Para Paula María

Hace unos días una buena amiga me ha recomendado y prestado dos libros, ambos con títulos muy sugerentes y con temas específicamente femeninos, que no feministas. Cuando los tuve en mis manos los observé, los sentí... no sabía por cual empezar... uno me parecía más interesante que el otro, pero... ese otro me llamaba más, era extraño, aún así, comencé a leer el más "interesante"; a cada (poquísimas) página leída, el otro me seguía llamando: "yo primero" parecía decirme. Así que decidí hacer caso y aparqué el "más interesante" temporalmente.

Todavía lo estoy leyendo, pero ya se por qué debía ir en primer lugar. Hace mucho que no leía un libro que me gustase tanto, que me aclarase tantas cosas, que me diese tantas respuestas... En ocasiones no puedo más que exclamar:¡coño! (con perdón), pero esto es lo que me sucedió a mi...

Lo leído hasta ahora no tiene desperdicio, pero hay un capítulo que al leerlo enseguida pensé en publicarlo aquí y dedicarlo a Paula María, mi hija. Podría esperar a terminar de leer el libro, pero no tengo claro si es impaciencia o ese algo que nuevamente me dice: "ahora, ahora", así que aquí va, para mi hija, para todas las hijas, para todas las madres y para todos.

El libro se titula: "LA MUJER QUE SE SUEÑA A SÍ MISMA" (El papel de la Mujer en los tiempos actuales según las antiguas profecías) de Pamela A. Field

En el Capítulo "¿Qué es lo que nos impide soñarnos a nosotras mismas?" en el apartado Nuestra Madre, dice así:

"De mayor importancia aún es la relación que tenemos con nuestra madre (anteriormente habla de las abuelas y bisabuelas). En más de una ocasión he conocido a mujeres que afirman hallarse profundamente dedicadas a su evolución espiritual y, sin embargo, cuando surge el tema de su madre se limitan a encogerse de hombros y responden: "Ay..., con ella hace años que no me hablo". Esta cuestión no puede barrerse y esconderse bajo la alfombra.

Las teorías patriarcales han culpado a las madres de muchos de los aspecto disfuncionales de nuestra sociedad. El objetivo de la mayoría de madres es proporcionar a sus hijos lo máximo que puedan. Por desgracia, no todas han heredado las herramientas internas apropiadas para satisfacer con éxito las necesidades de su hijo/a.

Hay dos cuestiones urgentes en lo que respecta a la relación con nuestra madre. La primera es que esta última representa el potencial de nuestro poder femenino; si no estamos en paz con ella resulta muy difícil acceder a este potencial en nuestro interior. La segunda cuestión es que el hecho de no tener una relación sana con nuestra madre bloquea el acceso a todo nuestro linaje matriarcal: ella es nuestro vínculo de conexión con todas nuestras abuelas (en el linaje directo). Habla con tu madre acerca de lo que te moleste de ella. Escucha lo que de ti le moleste a ella. Si tu madre no se muestra dispuesta a mantener contigo esta clase de conversación puedes optar por someterla a una recapitulación (aquí la autora nos remite a otro capítulo del libro). Esto te permitirá soltar los lazos de dependencia y/o rechazo que pueda haber entre las dos. También te ayudará a hacer limpieza de situaciones difíciles que hubieseis experimentado juntas en el pasado.

El reloj no se detiene, y es una verdadera lástima permitir que pase un sólo día más con una barrera entre tú y tu madre. Haz las paces con ella para que la antigua antorcha de la sabiduría femenina, pasada de una generación a otra, pueda pasársete a ti".


"Cuando dejé de ver a mi madre con ojos de niña
vi a una mujer que me ayudó a darme a luz a mí misma".
Nancy Friday

No soy quien para recomendar nada a nadie, pero... este libro me está haciendo mucho bien.

lunes, 2 de agosto de 2010

REFLEXIÓN SOBRE LA AMISTAD




Cada semana recibo puntual y generosamente una "reflexión espiritual" procedente de la Asociación Espiritual Mundial Brahma Kumaris, todas ellas magníficas, todas me llevan a la reflexión, de todas aprendo, pero la de esta semana me ha gustado mucho, pues últimamente es un tema que me ronda la cabeza y el corazón; habla de la amistad.

Hoy en día todos nos decimos amigos unos de los otros y eso está bien, pero... ¿es ello real? por ejemplo, en este mundo de la blogosfera observo que muchos nos declaramos amigos, nos regalamos frases cariñosas, intercambiamos abrazos virtuales, nos visitamos, nos visitan, nos leen, les leemos... nos hacen comentarios, les hacemos comentarios...

En ocasiones alguno de estos "amigos virtuales", dejan de visitarnos, de comentarnos; en otras, dejan de publicar durante un periodo más o menos largo en sus blogs y... ¿qué solemos hacer entonces? ¿nos preocupamos por esos llamados "amigos"? ¿pensamos en qué les sucede? ¿seguimos visitando sus lugares para saber de ellos? ¿les preguntamos?

¿Cómo es nuestra amistad? Esta es la pregunta que me he hecho luego de leer la reflexión de BK y que os dejo aquí en el afán de compartir.

"Amistad espiritual

Generalmente hay dos tipos de amistad: una que nutre y ofrece apoyo y otra que se basa en el egoísmo y los chismes.

Todos necesitamos amigos que nos apoyen espiritualmente. Los amigos espirituales nunca son engañados ni se afectan adversamente por la negatividad. Aceptan a los demás como son y a la vez mantienen la consciencia del potencial que hay en cada uno. Creen en los demás y les ven con una actitud constante de respeto, fe y paciencia, no importa lo que suceda.

La amistad espiritual sólo es posible cuando no dependemos de recibir el amor o aprobación de los demás. Esto sucede a medida que desarrollamos nuestra relación con el Alma Suprema, nuestro verdadero amigo y fuente de fortaleza y bienestar.

Desarrollando esta relación con Dios, nuestra benevolencia fluye de manera incondicional. Empezamos a compartir paz y amor, no de acuerdo a los méritos, sino debido a que es nuestra naturaleza intrínseca el hacerlo.

Lo opuesto a la amistad espiritual es la dependencia, en la que se da un mercadeo sutil: “Te daré amor si tú me lo das a mí”. La amistad espiritual está libre de tales juegos engañosos de dar y tomar.

Los amigos espirituales son “in-dependientes”: enfocados hacia el interior, son capaces de “depender” de sí mismos como fuente de bienestar. Esto hace posible que sigan dando, en vez de tomando.

Por tanto, convirtámonos en un verdadero amigo de nosotros mismos y de los demás".


Brahma Kumaris World Spiritual University
www.bkwsu.org


Últimamente no dispongo de mucho tiempo para dedicar al blog, procuro visitaros, no siempre dejo comentarios (por falta de tiempo que no de ganas). He estado a punto cerrar este espacio, pero he pensado que no, es mi lugar, y cuando sienta necesidad de expresar, de compartir algo lo haré como hasta ahora, ese es mi único objetivo.

Estamos en verano, tiempo de ocio, de vacación, de disfrute y relax... tiempo de compartir...de caminar... de crecer... de amar... y como dice la canción:

"Que el camino crezca contigo
y que el viento juegue en tu espalda
que el sol ilumine tu cara
que la lluvia caiga suave en tus campos
y hasta volverte a ver
que el buen Dios te acoja en el hueco de Sus manos"


¡Buen Camino Amigos!

sábado, 31 de julio de 2010

PREMIO


He estado de viaje, y a la vuelta, me encuentro con una sorpresa: ¡Han concedido un premio a este humilde blog y al de Acogidos-Desprotegidos!

Tal premio tiene por nombre DARDOS II y viene de la mano de Walkingwoman del blog "Una Mujer aún desconocida II"

Dice ella, que con este premio se hace distinción entre los blogueros y para merecerlo se ha de haber contribuido a la difusión de valores tales como: Arte, literatura, valores éticos y culturales.

Me siento honrada y agradecida y por ello acepto el premio. Gracias Walkingwoman por tu generoso mirar, y me comprometo a cumplir la condición de distinguir a otros blogs para que compartan también conmigo este premio, que como bien dices, es de TODOS los seguidores de estos sencillos lugares que has premiado.

Estos son los premiados:

1.- Medicina Madre de Angelina O, porque cada mañana me acerco a su delicioso blog donde comparte sabiduría, para aprender sobre los "milagros" de la vida.

2.- Artegoxo.org , lugar muy especial desde donde mi buen y querido amigo Koldo Aldai se nos da a través de exquisitos y comprometidos escritos, maravillosas entrevistas, artículos, libros...

3.- La Tradición de la Luna, blog de mi querida Silvia García, porque desde la sencillez nos comparte con amor y sabiduría su caminar por la vida.

4.- Creando Utopías de Javier León; porque con fuerza, frescura y naturalidad nos comparte su compromiso con la sociedad y los desfavorecidos.

5.- La Mirada Sencilla de Estrella Altaír, porque con frescura, colorido y la exquisitez de su sencilla mirada nos "culturiza" a todos los niveles.

6.- Versos al Vuelo de Rafael Lizarazo, por sus versos, el amor a su tierra Colombia, a su familia y al arte en general.

7.- Sólo el Amor es Real de Isaac, porque desde la paz y el amor derrama sus palabras plenas de sensibilidad y sabiduría.

8.- Cocinando con amor de cooking-love, porque da "gusto" pasar y saborear esas recetas llenas de amor.

Bueno, éstos son los nombrados, pero a todos y todas los que por aquí pasáis, ya sea dejando vuestros comentarios o leyendo simplemente, sabed que estáis premiados también.

domingo, 11 de julio de 2010

SOLTAR



Nuevamente Joaquín Tamames y sus escritos; otra vez me tocan en lo profundo y... cómo no, al igual que en la anterior entrada, va dedicada con toda la intención del corazón , son tan tremendamente oportunas estas palabras...

Escritos por un mundo mejor: “Soltar” (Joaquín Tamames)

Desde muy chicos hemos aprendido a agarrar, a aferrarnos, y lo hemos hecho tanto y tan bien que requerimos después de un largo aprendizaje hasta empezar a soltar. Nos enseñan y enseñamos a buscar lo propio, lo que nos diferencia, lo mío, lo que me pertenece. Y con ello, como derivada casi inevitable, a poseer, a tener, a cerrar el puño para que nada se escape. Y el puño aprende a cerrarse y además a bien cerrarse, marcando a su alrededor las venas del brazo y del antebrazo.

En el último aliento, cuando expiramos (y todos hemos de expirar: esta idea me pide estar en paz con todos los seres) se produce el mayor ejercicio de soltar. Nos soltamos de nuestra vida, de nuestra personalidad, que hasta entonces venimos identificado con nuestra realidad. Nos soltamos sin capacidad de agarrarnos porque todos los asideros ya han desaparecido. Nos soltamos, y en ese momento los que asisten a nuestro óbito se abrazan y lloran, y en un breve momento, como si fuese una punzada más allá del corazón, entienden lo sagrado de todo y la hermandad de todo. Es un fugaz instante en el que recuperamos la humanidad.

Este ejercicio del último soltar tiene su belleza y su poesía, pues significa también ponerse en manos de algo grande y superior, además de retornar a la esencia. Volvemos a ser espíritu, ya sin el disfraz terrenal, y ese espíritu vuelve a ocupar su lugar en el Logos, más allá de ninguna peripecia, querella, sufrimiento, no digamos de ninguna tristeza. Soltamos así para ganar, para fundirnos en esa otra realidad, que es la realidad verdadera más allá de esta ilusión tan breve. Porque este espacio terrenal es bien breve.

Vengo pensando sobre situaciones tensas que he vivido o que han vivido recientemente personas de mi entorno. Pueden ser puntuales o más de fondo, afecciones pasajeras o enfermedades del ánimo y de las relaciones muy profundas. En muchas de estas situaciones siento que lo que falta es soltar, y que mientras ese soltar no se produzca será imposible generar paz y armonía. Es más, ese soltar es esencial para la sanación. Y ese soltar puede revestir muchas formas: perdón, humildad, silencio, oración consciente, amor, llanto, reencuentro verdadero. Tiene diversos vestidos, si.

Percibo que nuestro progreso en la evolución se ralentiza una y otra vez por el agarrar y por nuestra dificultad en soltar. Nos agarramos a esto o aquello, unas veces con razón (o con percibida razón) y otras sin razón. Y damos vueltas y vueltas así agarrados, entrelazados, desgastándonos en una espiral sin límite que comienza para acabar de nuevo, una y otra vez, durante mucho tiempo, durante muchos eones como refiere el budismo. A veces pienso en el perro de presa que no suelta su presa, en este caso otro perro de presa. Un baile triste y largo, en el que los dos dan círculos, desangrándose, agarrados en esa danza mortal. Alrededor todo queda enrojecido por la sangre. ¿Cuál de esos perros pensó en este final cuando jugaba con sus hermanos cachorros en los primeros días de vida, en qué no cabía ese agarrarse final, y en los que todo era descubrimiento y alegría?

He estado recientemente con una pareja que se ha separado, primero me he visto con ella, luego con él. Siento que él no lo ha hecho muy bien, pero ha entendido que tenía que irse y se ha ido, estas cosas nunca son fáciles. La convivencia se ha roto. Hay una ruptura tras más de tres décadas de vida en común. Tras la ruptura hay un aferrarse, un lío colosal, una guerra de situaciones, de percepciones. Pronto puede surgir una gangrena que se lleve a los dos por delante. Hay que soltar. Es la única forma de que la vida no se enquiste, de renovar la vida. Y la vida requiere renovarse.

Recientemente he tenido algunas discusiones. Vuelvo mentalmente sobre ellas. Pienso esto y aquello. Ahora soy yo el perro de presa… Hay de nuevo esa vivencia, ese entrelazar, me muerden, muerdo, muerdo, me muerden. Puedo continuar pensando en ello. Puedo también soltar. Hay que soltar.

Los hombres nos decimos: me hiciste esto y aquello, hay que reparar, no te irás de rositas… Nos cuesta soltar, nos entrelazamos más, añadimos a un karma ya largo y complejo un nuevo karma. Volvemos a incidir sobre la ley de la causa y el efecto, retrasando el inevitable pago de todas las deudas pues generamos nuevas deudas, nuevas relaciones que hay que reparar y sanar. Más kilos a la mochila, ya casi no podemos andar. Los padres se lo recuerdan a los hijos. Nos decía El Roto en una viñeta hace unos meses: “algún día, hijo mío, todos mis odios serán tuyos”.

Agarrar puede significar aferrarse a la muerte. Urge soltar, en todos los frentes, en todos los ámbitos. Si no soltamos enfermaremos más de lo que ya estamos. Lo entendemos cuando vemos las estrellas, por la noche, como el hombre que nos dibuja Roerich, que parece uno con el universo. Lo entendemos en ese momento final, cuando la mano que sostenemos ya se suelta porque no le queda vida, cuando escuchamos lo que ha sido la última respiración del ser amado. Lo entendemos en algunos momentos puntuales, pero no le hacemos mucho caso.

Dicen que la voz del alma habla muy queda, con mucho sigilo, y que cuando nos habla andamos con frecuencia muy distraídos. Ahora es el momento de escucharla, de buscar ese susurro, de entablar un diálogo demasiado tiempo callado. Creo que podemos elegir vivir mucho más ligeros, de cuerpo y de mente. Tenemos que olvidar el orgullo terrenal para abrirnos a lo nuevo. Lo nuevo nos espera, pero nos pide soltar, para vivir como aquellos lirios de los que se nos habló con tanto amor hace tanto tiempo.

3 julio 2010

http://www.fundacionananta.org/

jueves, 8 de julio de 2010

PASAR PÁGINA


Hace unos días que he leído este bello escrito de Joquín Tamames, lo hice varias veces, cada letra, cada palabra expresada por él, me calaron profundo.


En mi vida hay muchas personas importantes, pero hoy destaco de entre ellas a nueve, y de entre esas nueve a ADOLFO Y PAULA MARIA y haciendo mias estas palabras de Joaquín, les digo que sí, sí, hay que pasar página, y yo decido hoy, ahora, pasarla y así es.


Para los NUEVE y para todos vosotros, ofrezco y comparto este escrito:


Escritos por un mundo mejor: "Pasar página" (Joaquín Tamames)

He dormido muy profundamente esta noche y el descanso me ha reparado. Me he levantado con la mente muy limpia e incondicionada, con esa sensación de frescura y calma mental que a veces nos llega y que nos sitúa de modo distinto ante la vida y el mundo.

Me he tomado un café en el silencio de la mañana temprana, sólo roto por el suave susurrar de la brisa en los chopos (suenan como un arroyo), y he estado observando cómo los pensamientos llegaban y se iban, intentando que ninguno de ellos se enganchara y alterara mi estado de quietud. Y he leído algunos de los mensajes inspiradores con los que intento empezar el día, desde hace muchos años, y que para mí son la puerta a la labor diaria desde otra consciencia, casi desde una atalaya: me preparo para todos los intercambios de cada jornada desde las palabras más elevadas, que sirven no solo de guía, sino también de refugio.
De repente, fuertemente, me ha llegado un pensamiento insistente, que no ha pasado ante mi como los otros: pasar página, mirar adelante, no atascarme; considerar que todo lo pasado en esta vida ha sido aprendizaje para a partir de ahora surgir nuevo, como si volviera a nacer pero con toda la experiencia acumulada. Y sin tener que pasar otra vez por todas las dependencias naturales (bebé, infancia) o artificiales (las que cada uno se impone, las que nos imponen otros) que condicionan la vida de las personas.

Pasar página significa ver todo con otros ojos, rompiendo patrones de pensamiento cristalizados y también caducos; significa mirar al otro como si fuera la primera vez; significa redescubrir muchas cosas: la belleza del amanecer y del anochecer, el cielo azul, el sol que nos calienta, el bellísimo contraste de la naturaleza bañada por el sol, el heroísmo que existe en el mundo (si, es cierto que hay mucha traición, pero también hay innumerable nobleza y heroísmo). Significa decirse a uno mismo: el mundo comienza hoy, mi nueva vida comienza ahora, el futuro es una página abierta, llena de potencial. Decirse a uno mismo: el equilibrio, la calma, la ecuanimidad, sólo dependen de mi. Decirse a uno mismo: no importa que haya pasado de los cincuenta o de los sesenta o de los setenta, pues la vida empieza ahora, en toda su dimensión y belleza, como un milagro que se recrea cada vez. Prometerse a uno mismo: es tiempo de trabajar por aquel exhorto recibido hace dos mil años: “amaos los unos a los otros”. Es tiempo, como acertadamente escribió mi querido profesor Juan Iglesias, “de que el Evangelio se estrene en Europa” (podemos extender esta frase al mundo).

Pasar página requiere dar la espalda a todo lo que atasca. A las murmuraciones y rumores, a las maledicencias, a las conversaciones vanas y estériles, a las actividades que no aportan nada al alma, a todo aquello que niega nuestra realidad superior, nuestro ser, y en cambio abona nuestra personalidad, nuestro ego, cuyas manifestaciones más zafias son realmente zafias. Significa no recrearse en aquel o en aquella que nos hicieron daño, sino simplemente entender que aquel daño fue fruto de su ignorancia o de la nuestra, merecedora de compasión, pues todo vuelve, sin remisión. Significa empezar a entender nuestra doble realidad como alma y personalidad, que necesitan ser integradas aquí en esta vida, para lo cual no tiene sentido renunciar a la materia (que es nuestro vehículo) sino habitarla en el mayor equilibrio para que algún día el espíritu se manifieste pleno también aquí en la tierra. Significa intentar huir de todo lo que contamina y emborrona, de lo que nos densifica, de todo aquello que nos ata a la tierra sin permitir que despleguemos nuestra capacidad innata.

¿Y cuál es nuestra capacidad innata? En este Foro se ha dicho muchas veces, “pensar como dioses en vez de pensar como hombres”, a partir de la afirmación de “Sois dioses” que aparece en el Evangelio de San Juan. Esa es nuestra capacidad innata, pero resulta más que evidente para cualquier observador que los humanos nos hemos olvidado de ello, que hemos renunciado a ello, quizás para manifestar justo lo contrario.

Pasar página significa superar el pasado. Es fundamental superarlo para no seguir atascados. Hay que retener las enseñanzas del pasado para no tropezarse de nuevo en la misma piedra, pero es muy importante arrinconar definitivamente las injusticias, cuitas, infidelidades que hemos recibido y que también hemos emitido al lugar de nuestra mente en el que deben estar: desde luego no en primera línea, prontas a ponerse en la mesa. Y si el pasado se recrea, que sea con la máxima limpieza y ecuanimidad: para proponer justicia y nunca venganza o revancha. Como ejercicio higiénico para poder empezar de nuevo.

Estamos viviendo los hermosos días del verano, los más largos del año, que nos regalan sus calores y sus brisas, sus cielos despejados y generosos. Muchos de estos días los perdemos en insultos, en ofuscaciones y odios. Este escape energético es un desperdicio colosal y somos los primeros damnificados. Nos autolesionamos de continuo. No tiene ningún sentido. Por eso es tiempo de mirar adelante sin engancharse en el pasado, en todos los ámbitos, para escribir en un papel limpio y blanco, intentando que sea con buena letra y la mejor disposición.

Todos y cada uno de nosotros necesitamos pasar una o muchas páginas. Esto requiere valentía y desapego. Pero es el único camino para empezar a vivir despiertos, desde la mayor consciencia. Y estar despiertos significa aumentar nuestra capacidad de percepción para ver más allá de lo aparentemente visible. Supone empezar a escuchar y entender otros mensajes que proceden de un mundo mucho más sutil. Y supone también que somos responsables de la energía que emitimos y que tenemos que estar a la altura de los tiempos.

Leo en “las hojas del jardín de Morya” acerca de las páginas que nos depara el futuro, y con esa idea presente en la cabeza empiezo este día lleno de posibilidad y de armonía con ese hermoso objetivo de trabajar en sosiego y en paz.

“Aceptad lo accidental como preordenado.
Todo es previsto por Nosotros.
Cada acontecimiento aparentemente fortuito es una página del futuro.
Laborad con valor, y en paz.”

20 junio 2010
http://www.fundacionananta.org/

domingo, 27 de junio de 2010

DIAS ESPECIALES

No, no he perdido el sentido (del tiempo), ya sé que no estamos en carnavales...


Hemos estado haciendo cambios de vestuario por la llegada del verano, y al guardar la ropa de abrigo, apareció una bolsa en un rincón. Primero palpé, como queriendo adivinar lo que contenía, luego algo extrañada la abrí y ¡zas! aparecieron estos objetos.

No me acordaba de ellos para nada; me los quedé mirando largo rato... mientras, los recuerdos y los sentimientos iban aflorando:

" Su padre está mucho mejor- dijo el cardiólogo- sólo que está muy decaído, y algo deprimido"

Era cierto, acababa de salir de la UVI, había sufrido un infarto de miocardio serio, no era el primero a sus 92 años, pero éste le dejó además del cuerpo, el ánimo muy mermado, apenas comía y se pasaba el rato en silencio y con la cabeza baja mirando al suelo...

Yo trataba de animarlo como podía pero nada, así que una tarde luego de que el doctor le visitara le dije muy seria: mira papá, si no te animas, voy a tener que comprar una nariz de payaso y venir con ella puesta a ver si con eso lo conseguimos y te ríes... Él levantó la mirada y me dijo: estás tola (loca) serás capaz...

Y sí, si que fui capaz, a la mañana siguiente me presenté de esta guisa que ven ustedes en el hospital; en el pasillo antes de entrar a su habitación, me puse la diadema de corazones, la nariz de payaso, las gafotas y esos enormes labios rojos, muy seria y con aires de afectada dignidad, llamé a la puerta y entré; allí estaba él, sentado en el sofá y mirando al suelo como de costumbre con su camisón blanco, como no hablé levantó la vista y el pobre se quedó atónito, no daba crédito... jajajajajajaja . Pero... surtió efecto, comenzó a reír y a decir: "esta muller toleou (esta mujer enloqueció) pero esta rapaza... " (niña) y estuvo un buen rato riéndose... fue un momento y un día bien bonito, me lo pasé casi todo el rato así, con esa pinta, cuando llego el doctor y me vio así, también se partía de la risa.

Esto ocurrió el verano pasado, va a hacer un año. Salió del hospital, aunque tardó, se repuso todo lo bien que a sus 92 podía y así fue tirando hasta que el día 21 de Diciembre dejó su cuerpo.

Mientras recordaba esto, me fui ante el espejo y me puse todo otra vez, tome la cámara de fotos, me acerqué a mi marido, que no os imagináis la cara que puso cuando me vio entrar así... y le dije: -házme unas fotos para el recuerdo-, y aquí están algunas de ellas, ni que decir tiene que nos reímos un montón, de mi pinta, del día con papá en el hospital y claro, también nos emocionamos ¡cómo no! y éste también fue un momento, un día especial...

Hoy, Domingo 27, también ha sido un día muy, muy especial, muy feliz para mi y mi familia y deseo compartirlo añadiendo este hermoso vídeo.

Gracias, mil gracias a todos, por todo, por tanto...

viernes, 18 de junio de 2010

EL ALMA DE LAS COSAS Y LAS COSAS DEL ALMA


Es muy curioso lo que a veces sucede con sólo mirar una fotografía. El otro día al contemplar una, sentí algo bien especial, fué como si muchas cosas se colocaran en su lugar, cosas de ahora, cosas del pasado...

La foto mostraba un objeto del siglo XIX, en su descripción al pie de la misma, hacía referencia a la familia propietaria de origen. Él, el objeto, era hermoso y a pesar de los años su estado magnífico; pensé en cuantas cosas habrá visto, cuantas personas se habrían servido de él, con cuanto amor y/o apego lo habrían cuidado para hoy lucir así...

Mi mente comenzó a divagar... ¿Tendrán alma las cosas? Si así fuera pensé, seguro que este objeto se sentirá orgulloso de que su procedencia sea reconocida, honrada y respetada... En ese divagar, mi mente fué volando de un lugar a otro, de un objeto a otro para finalmente ir a un artículo publicado en otro blog y del que dejo aquí un resumen:


"En mi alma había una gran dificultad que hacía que me sintiera muy perdida, ya que yo era fiel a mi sistema de origen y también fiel a mis padres adoptivos, ya que ellos sostuvieron mi vida y procuraron darme siempre lo mejor. Esto me causaba un gran desequilibrio ya que no sabía cual era mi lugar, a dónde pertenecía realmente".

"En algunos casos esos padres de adopción no decían a esos niños que eran adoptados pero el alma sabe, y lo manifiesta".

Y seguí divagando... sobre los orígenes y su retorno a ellos... sobre las cosas del alma y el alma de las cosas... sobre "almas" que parten de un lugar y luego de una larga travesía retornan a su lugar de origen para ser al fin reconocidos, y así cerrar círculos, capítulos, etapas... y divagando divagando... sentí, pensé: todo está bien como está, siempre todo es para bien... y agradecí .
¡Gracias!

martes, 1 de junio de 2010







Ah, no se como empezar
no, no lo se,
soñar, crecer, comenzar
dar el paso ya.

Ah, no se como empezar
no, no lo se,
soñar, crecer, comenzar
dar el paso ya.

Compartir mis ganas de ayudar a los demás
Entregarme a esta fresca y nueva oportunidad
Trabajar con ilusión, firmeza y respetar
la luz de mi conciencia que me llena de paz

Abriendo bien los ojos
Fijarme en los detalles
Despertar mis sentíos
Fundirme con el aire

Abriendo bien los ojos
Fijarme en los detalles
Despertar mis sentíos
Fundirme con el aire

Escapar del tiempo y vivir sin miedo
Contemplar la vida y sus misterios
Escuchar el silencio y perderme dentro
Encontrar respuesta al susurro al viento

Abriendo bien los ojos
Fijarme en los detalles
Despertar mis sentíos
Fundirme con el aire

Conectar con mi ser y espabilar

Proyectar mi alegría y observar
Y liberar mi mente
Sentir con claridad
Que hay un nuevo mundo
Y del presente disfrutar

Abriendo bien los ojos
Fijarme en los detalles
Despertar mis sentíos
Fundirme con el aire

Abriendo bien los ojos
Fijarme en los detalles
Despertar mis sentíos
Fundirme con el aire

Fundirme con el aire
Fundirme con el aire

Ah, no se...
Hoy comienza un nuevo mes, deseo que os sea propicio. Abrid bien los ojos, fijaros en los detalles, despertad vuestros sentidos y fundiros con el aire , proyectar vuestra alegría y del presente, ¡disfrutad!

jueves, 27 de mayo de 2010

SER FELIZ, ESTAR EN PAZ


Al final toda la enseñanza de la vida puede resumirse en esta simple frase: ser feliz y estar en paz.

Estar feliz con tu camino, sea el que sea, es el principio, para al final estar en paz. El principio y el fin sucediendo al mismo tiempo. Hay que recordar que todos los caminos conducen a la luz, todos, sin excepción.

Don Lauro, el chamán galáctico Maya, manda decir que ahora ya sólo nos queda esta doble misión: ser feliz y estar en paz. Es todo lo que necesitamos para entrar en el proceso de la ascensión colectiva.

No le debo nada a nadie, nadie me debe nada. No me falta nada, lo tengo todo. No tengo que aprender nada, sé todo lo que necesito.

Soy feliz porque ya comprendí el juego de la vida. Soy feliz porque ya agradecí mi camino. Soy feliz porque miro la vida con amor. Soy feliz porque sé que nada es personal. Soy feliz porque amo a mi prójimo como a mi mismo. Soy feliz porque salgo a encontrar sin buscar. Soy feliz por Ser Humano y Estar en la Tierra del Amor.

Y estoy en paz porque ya me perdoné y pedí perdón a quienes ofendí. Estoy en paz porque ya no siento culpas ni remordimientos. Estoy en paz porque ya acepté Ser quien realmente Soy. Estoy en paz porque Soy Dios en Uno. Estoy en paz gracias a que vibro la vida desde el corazón. Estoy en paz porque ya no tengo prisa de nada. Estoy en paz porque ya no tengo miedo, ni siquiera a la muerte. Estoy en paz conmigo y con los demás.

La vida es simple, la belleza es natural, el sol nace para todos, el amor es la constante universal. La vida es un milagro que se desdobla ante nuestros ojos a cada instante.

Es cuando Uno comprende el verdadero significado de la expresión: hágase en mi tu voluntad.

Después sólo nos queda vivir en estado de amor: Ser feliz y estar en paz.

Si cada Uno lleváramos a la práctica esta simple enseñanza del Maestro Don Lauro, el mundo se transformaría al instante en el reino del amor que en verdad es.

Aquí y ahora: Ser feliz, estar en paz.

Texto que sobre Don Lauro, chamán Maya verdadero Maestro de la Compasión, escribió recientemente el 'cineasta de la luz' Santiago Pando

viernes, 14 de mayo de 2010

SIGUE A TU CORAZÓN



"La razón no me ha enseñado nada;
Todo lo que sé me ha sido dado y revelado por el corazón".
(León Tolstoi)

"Por muy lejos que vaya la mente, nunca llegará más lejos que el corazón".
(Confucio)

martes, 11 de mayo de 2010


La búsqueda de la libertad es la única fuerza que yo conozco. Libertad de volar en ese infinito. Libertad de disolverse, de elevarse, de ser como la llama de una vela, que aún al enfrentarse con la luz de un billón de estrellas permanece intacta, porque nunca pretendió ser más de lo que es: la llama de una vela.


(Don Juan Matus, El Arte de Ensoñar)

domingo, 9 de mayo de 2010

LEYES KOBDAS


Leyes Kobdas

Bases

1. Kobda: eres habitante de una pequeña estrella que gira incesantemente en la anchurosa inmensidad, entre millones de millones de estrellas mayores y menores que la que tú habitas. Tan inconmensurable universo ha ido surgiendo en diversas edades, ciclos o épocas, de la eterna energía divina que encierra en sí misma tres poderes: Creador, Conservador y Renovador. Estos tres poderes forman la Tríada Divina encerrada en el Alma Madre de todo cuanto existe y existirá.
Es en el Supremo Hacedor, el Altísimo, el Eterno, en el que comienzan todas las cosas y en el que se refunden y terminan. Adora esta Grandeza, Kobda, y no adores nada más.
2. Muchos seres habitan como tú esta estrella flotante que llamamos Tierra y todos estamos obligados a interesarnos por la habitación que en el concierto de los mundos y de las humanidades nos ha sido designada. Y todos estamos obligados a amarnos y ayudarnos los unos a los otros espiritual y materialmente, para conseguir la Felicidad, la Sabiduría y el Amor, que forman la perfección de todo ser.
3. Siendo la Felicidad, la Sabiduría y el Amor la Tríada que constituye la perfección de todo ser, debes consagrarte con sin igual esmero a conseguir la Felicidad, la Sabiduría y el Amor. La Felicidad se consigue mediante la armonía perfecta entre tú y todos los seres que de inmediato te rodean. Y la armonía es fruto de la delicadeza de pensamientos, de palabras y de acciones y de la benevolencia del corazón.
La Sabiduría se consigue con el estudio de las leyes eternas que ves rigiendo el vasto universo y con la meditación o concentración de tus facultades espirituales hacia tu interior, a fin de que llegando al conocimiento de ti mismo, aniquiles tus imperfecciones y puedas así conseguir la íntima unión con el Alma Madre de todo cuanto existe. Conseguido esto la sabiduría está dentro de ti.
Y conseguirás el Amor perfecto y divino cuando, ya purificado de tus malos hábitos, hayas aprendido a no desear, ni buscar, ni querer sino aquello que es felicidad, sabiduría y amor para todos los seres que te rodean.
Estos son, oh Kobda, los tres basamentos en que se sostiene el grandioso templo espiritual que quieres levantar.

Las columnas del Santuario
1. La perseverancia. Aurora tras aurora, luna tras luna, año tras año, has de ir levantando, ¡oh Kobda!, tu edificio sobre estas bases, sin apresuramiento, pero con firmeza y seguridad. Si te desalientas o te cansas por ser muy poco lo que consigues elevar tu construcción cada año, es señal de que aún eres demasiado nuevo para iniciar estos trabajos.
2. La obediencia a la Ley. Estúdiala y compréndela, que si la comprendes la amarás y, amándola, fácil te será abrazarte a ella como a una madre que te irá llevando en brazos por un camino oscuro y pedregoso.
3. El desinterés. Ningún móvil personal ha de impulsar tus acciones, sino sólo las elevadas razones de justicia y equidad tendientes al bien de tus hermanos, antes que al tuyo propio.
4. La conformidad con la voluntad del Altísimo manifestada por los acontecimientos que no fueron procurados por ti y que tú no puedes evitar ni cambiar. Esta conformidad la probarás en la serenidad con que aceptarás lo inevitable, en la carencia de deseos perturbadores de tu paz, en la dulce alegría mesurada y discreta que debes manifestar en la vida de relación con tus hermanos.
5. Dominio de sí mismo. Tus disgustos, tus dolores, tus desazones interiores, deben ser guardados en lo más profundo de ti mismo, y muy injusto serás si obligas a soportar a los demás las intemperancias o las violencias de tu carácter, o los dolores que sólo tu propia miseria te ha causado. Y si tu dolor es debido a extrañas contingencias, compártelo con tus hermanos y serás aliviado sin causarles pesar.
6. La benevolencia. Es la eflorescencia del amor verdadero que inunda el espíritu y que se desborda al exterior como el agua de un vaso demasiado lleno. Si tu trato para los demás es agrio y duro, es fruto de tus rebeldías interiores que aún no has dominado.
7. La sinceridad y la confianza mutua. Cuando has decidido unirte en la vida común a tus hermanos, debes alejar de ti, como un veneno destructor, toda simulación, todo engaño, toda desconfianza, todo recelo, toda mentira. Cuando te sientes culpable de un error o equivocación o descuido grande o pequeño, tú debes ser quien lo manifieste primero, antes de que seas por ello reprendido. Y llegado este caso guárdate de negarlo, porque sería errar doblemente. Y si en la vida de relación incurres en la bajeza y mezquindad de demostrar desconfianza en tus palabras o en tus acciones para con tus hermanos, convéncete de que aún estás muy lejos de merecer que tus hermanos depositen confianza en ti.
8. La abnegación. Seas, ¡oh Kobda!, el primero en buscar el sacrificio y el último en buscar el galardón. Y nunca recuestes tu cabeza en el lecho sin haber hecho algo en beneficio de tus hermanos. Que te sea igualmente dulce y suave recibir servicios que prestarlos.
9. Desprendimiento de honras y riquezas. Sabio serás si huyes estos dos grandes escollos de la vida espiritual. Al aceptar vida en común has eliminado el último, pero expuesto estás a caer en el primero si eres dado a procurar lugares sobresalientes o deseas con inquietud realizar obras que atraigan la atención de las gentes.
10. La fraternidad. Si no te sientes hermano verdadero de tus hermanos, por completo desnudo de celos, de envidias y de aversiones, nunca podrás formar con ellos en el concierto magnífico y divino de la conjunta aura de amor necesaria para sentir dentro y fuera de ti la grandeza del Alma Madre.
Estas son, ¡oh Kobda!, las diez columnas que sostienen el santuario que vas levantando.

Las Arcadas, las Ojivas, la Cúpula de Oro
Construidas sólidamente las columnas en este templo o castillo espiritual, surgen casi por sí solas las Arcadas, las Ojivas y la Cúpula de Oro que lo glorifica y lo corona.
Arcadas
1. Te estudiarás en detenido examen cada día, como estudia el naturalista una flor, un insecto, una raíz, una piedrecilla, una gota de agua. Y ese estudio será para averiguar y conocer a fondo las enfermedades de tu espíritu, sus debilidades, la causa de sus inquietudes, de sus abatimientos y sus caídas. Conocidas por el examen las enfermedades y sus causas, aplícate con perseverancia y tesón a curarte a ti mismo.
2. La vida armónica en común, es un ensayo en la tierra de lo que es la vida en los mundos de elevación. Procura no dejar nunca tu lugar vacío en los actos que se realizan en común, así sean ellos de orden espiritual, intelectual, social o recreativo, porque todos son eslabones de la cadena fluídica que debe unir un alma con otra alma, si quieres, ¡oh Kobda!, que no sean estériles tus esfuerzos por llegar a un alto desarrollo de tus facultades espirituales. No te dejes llevar de la falsa devoción o errado concepto de la vida interior, que a muchos hizo fracasar: la vida solitaria y apartada de todo contacto humano. Encerrado siempre en sí mismo, el espíritu se torna duro y egoísta porque sólo se ocupa de sí mismo y se aísla del aura conjunta de armonía, de paz y de amor en medio de la cual baja la Grandeza Divina a hablar a los hombres.
La perfecta armonía y unión espiritual del elemento masculino con el femenino, residentes en grado infinito en la Eterna Esencia del Alma Madre, debemos realizarla los Kobdas con tanta perfección como es posible en lo humano. Asunto este grandemente delicado cuando no se ha llegado a cierto grado de purificación del ser. Por esta razón en la Casa de Numú concurren siempre algunos sujetos de elevado desarrollo espiritual, y no menores de cuarenta años, representantes del elemento complementario, femenino o masculino según la Casa sea de hombres o de mujeres. Y estos sujetos deben concurrir siempre los mismos a todos los trabajos espirituales, ya sean realizados entre todos o simplemente entre los sensitivos y los instructores.
3. Procura educar tus pensamientos, tus deseos y tu voluntad en forma que no discrepes jamás con el armónico conjunto de tus hermanos. Para esto necesitas un vencimiento continuo, pues debes saber callar discretamente cuando surge una oposición que pueda producir discordia, hasta que la Luz de la Verdad ilumine esas tinieblas. Vale más un largo esperar en la sombra, que las llamas de fuego que emanan del choque de dos voluntades o pensamientos contrarios. Es como si dos obreros que levantan un mismo edificio suprimieran la plomada y el nivel. Lejos de ti, ¡oh Kobda!, el mezquino deseo de hacer prevalecer tu opinión y tu voluntad. Desgraciadamente hay demasiado campo para el despotismo en la tierra, guárdate de traerlo también a la Casa de Numú, donde debe reinar la paz, la armonía y el amor en toda su amplitud.
4. En la vida espiritual, el pesimismo es como la oruga venenosa que lentamente destruye los jardines en flor. Casi siempre nace de una soberbia oculta y sutil con apariencias de celo apostólico o deseo del bien general. Estáte atento, ¡oh Kobda!, contra esa venenosa oruga, si ves que asoma por tu jardín. Si tienes conciencia de lo que es de verdad la vida interior, jamás podrá invadirle el pesimismo.
La Ley Eterna no te obliga a hacer más de lo que puedes para tu progreso y el de tus hermanos, cuando has conseguido el tuyo. Si cumples con tu deber, ¿qué más deseas?. Si has conseguido dominar a la perfección tus pasiones y en tu vida de relación estás justamente encuadrado en la armonía y la fraternidad, ¿qué más puedes desear?. ¿Dónde podrá arraigar el pesimismo si buscas sólo a Dios, que es infinito?. ¿Acaso su infinita perfección y excelsa grandeza puede dejar vacío ningún rincón del alma más anhelante?. Si el pesimismo anida en ti es señal ciertísima, jamás fallida, de que no buscas solamente a Dios en tu vida espiritual sino que, miras personales, hábilmente disimuladas por la vanidad y el amor propio, se han mezclado como venenosas orugas para destruir tu plantación.
El pesimismo es el vacío del alma. ¿Puede estar vacía el alma que busca a Dios y que lo tiene dentro de sí?
5. La paciencia que es necesaria para obtener éxito en los distintos aspectos del progreso humano, es aún más indispensable en la vida espiritual donde no se lucha con elementos tangibles y con fuerzas materiales, sino intangibles, invisibles e inmateriales.
Eres un viajero eterno, ¡oh Kobda!, y necesitas llenar abundantemente tu odre de aceite que te baste hasta el final del viaje. Este aceite es la paciencia que suaviza todas las asperezas, y que hace girar regularmente los secretos rodajes y resortes de tu vida interior. Esta paciencia te es necesaria contigo mismo y mucho más con los seres con quienes convives y con los acontecimientos que, sin buscarlos, te ocurren.
No debes irritarte contra ti mismo, cuando te ves vencido por tus pasiones y debilidades o caes en descuidos o faltas que quieres evitar, sino humillarte ante Dios y continuar de nuevo tu camino.
No debes irritarte contra los demás cuando en un orden o en otro no responden a lo que tú esperas de ellos, y tranquilamente debes pensar que su evolución es escasa todavía, que son espíritus jóvenes y que si fueron puestos en tu camino será para que los ayudes y no para que, irritado, te apartes de ellos, con lo cual nada saldrías ganando, ni para tu progreso ni para el suyo.
6. En los caminos espirituales, colectivos o en común, es peligroso el deseo febril de palpar el éxito si este deseo produce inquietud y perturbación de la paz y serenidad interior, porque esta perturbación e inquietud nos aleja del éxito en vez de acercarnos, y estorba grandemente el desarrollo de las facultades psíquicas hasta la mayor perfección posible. Para llegar a las mayores alturas en el cultivo de las facultades más elevadas del ser, es indispensable que el espíritu llegue a una pasividad suave y serena en forma que esté pronto siempre a todo esfuerzo y sacrificio para conseguir el éxito, pero sin ansiedad y sin inquietud de ninguna especie, debiendo siempre hacerse el Kobda esta reflexión: “¿cumplo con el deber que me impone la vida espiritual y la vida de relación?”. Si la respuesta de tu conciencia es afirmativa, nada debe inquietarse. Y si es negativa, eres tú quien debe aplicar el remedio.
7. Si fueres destinado a obras materiales dentro o fuera de la Casa de Numú, aplícate a ellas con amor y desinterés, en forma que lo mismo encuentres la Grandeza del Alma Madre en labrar una madera, en tallar una piedra, en abrir un surco, en desbrozar un jardín, en condimentar los alimentos y en prestar los más humildes servicios, que en contemplar el giro armonioso de los astros, o la creación de imágenes que plasmas en el lienzo, o de imágenes impalpables que diseñas en los cantos más sublimes, o en las más divinas armonías arrancadas a las cuerdas de instrumentos músicos. Porque la grandeza no está en las cosas sino en el alma del que realiza las cosas. Las cosas son creación nuestra que muere y se aniquila. El alma es emanación del Eterno y eternamente perdura. Mira más a tu alma que a las cosas.
8. La generosidad espiritual es lo más elevado del desprendimiento. Lo que has obtenido o realizado tú, debe ser para todos los que lo desean y se colocan en condiciones de comprenderlo y practicarlo. Es una faz sutil del egoísmo el pretender derecho de propiedad por los trabajos realizados en medio del conjunto y para el conjunto, como también sobre los dones espirituales recibidos para enseñanza de todos los que lleguen a beber en nuestras fuentes.
9. Si eres sensitivo, ¡oh Kobda!, y recibes de lo alto las divinas vibraciones del Amor Eterno y las plasmas en la palabra o en la escritura, o en el grabado, nada es tuyo solamente, y todo cuanto obtienes y cuanto haces, sea en el orden que sea, es trabajo de todos y para todos. Las palabras tuyo y mío no existen en el vocabulario del Kobda consciente de que lo es. Si eres artista del pincel, tus obras son de todos y para todos. Si eres músico, tus melodías son de todos y para todos. Y si has adquirido grandes conocimientos en la ciencia divina o humana, grábalos en tus papiros y entrégalos al conjunto, porque tus hermanos son tú mismo desde que has entrado en la conjunta aura de amor y de armonía con ellos.
Estas son, ¡oh Kobda!, las nueve arcadas que corresponden a las diez columnas de tu edificio espiritual.

Las Ojivas
He aquí los ventanales por donde tu alma se asomará, oh Kobda, para conocer las perfecciones infinitas del Alma Madre, para recibir los resplandores del Eterno Amor, para aspirar la esencia de la Sabiduría Divina.
Mas, será inútil que ensayes asomarte a ellas si no estás seguro de las bases y de las columnas de tu Castillo Interior. Porque te asomarás y sólo encontrarás la niebla salpicada de luces fatuas y de engañosas fantasías, emanación de tus pasiones aún demasiado vivas y de tus deseos demasiado inquietos y febriles.
1. El Altísimo deja en oscuridad a los soberbios y derrama .su luz sobre los humildes. Reconócete débil y cargado de miserias y de enfermedades. Derrama tu alma en un heroico acto de amor para todos los seres que te rodean y cuando ni un eco de protesta se levante dentro de ti, dirige fija tu mente hacia el plano en que reside tu Yo Superior, tu Ego, tu Llama Viva. Oye su voz de reproche y de queja por los fracasos que vida tras vida has cosechado.
Y a través de tu Ego recibirás el pensamiento conjunto de los Guías de la Evolución humana que te harán sentir la grandeza de Dios y su Amor Eterno.
Conocerás que tu unión con ellos ha sido real, si al salir de tu concentración te sientes más fuerte para dominar tu mundo pasional y afectivo, más inundado de amor, de dulzura, de tolerancia y de bondad para tus hermanos y para aceptar pasivamente lo penoso e inevitable que se presente ante ti, ya en lo espiritual, como en lo material.
2. Cuando hayas llegado a la plena quietud del que sólo a Dios desea, del que sólo a Dios busca y del que ve a Dios en todos los seres y en todas las cosas grandes o pequeñas, perfectas o imperfectas, se abrirá para ti la segunda ojiva que te dará a conocer tu camino eterno desde el principio al fin y llegarás a verte en los comienzos de tu evolución y al final de ella, cuando seas un rayo de la Luz increada, una vibración de la Eterna Armonía, una potencia de las ilimitadas potencias de la energía divina.
3. Esta ojiva, más iluminada y perceptible que las dos anteriores, es la comunicación directa o por intermedio de buenos sujetos hipnóticos con las almas de igual o mayor evolución que la tuya y, sobre todo y más que todo, con el Espíritu de Luz, transmisor de la Ley Eterna, Verbo de Dios y Mesías de su Voluntad Soberana.
Si hasta aquí has llegado, ¡oh Kobda!, y aún no aniquilaste las pasiones dentro de ti, tiembla y pide a Dios piedad para esta jornada tuya, porque habrás demostrado ser piedra dura y fría, por donde ha resbalado sin penetrar el agua divina vertida a raudales sobre ti.

La Cúpula de Oro
Si en las Bases, en las Columnas y en las Ojivas te hallas plenamente seguro, entonces viene por sí sola la Cúpula de Oro que corona tu Santuario Interior.
Es la capacidad que habrás adquirido para irradiar de ti la Bondad, la Luz, la Paz y el Amor Divino en tal forma, que seas como un desbordamiento de agua clara en medio de tus hermanos.
Entonces es cuando habrás extraído del fondo de todas las cosas lo más hermoso que hay en ellas. Entonces es cuando descansarás a la sombra de tu Santuario ya coronado y, terminada tu labor de siglos, podrás exclamar al entrar en tu reposo: ¡Alma Madre!… ¡Todo fue consumado! ¡Abreme el camino de la inmolación en favor de tus hijos más pequeños!
Y el Alma Madre te sumergirá en su gozo inefable durante un lapso de tiempo llamado el Reposo en la Luz, premio, galardón y descanso merecido por tu esfuerzo en adquirir tu perfección.
Y de nuevo saldrás de entre sus brazos, vigorizado y confortado. Saldrás ungido para la inmolación, como guía de humanidades primitivas. Entonces estarás sobre lo humano. Serás el Pensamiento de Dios, la Energía de Dios, el Verbo de Dios, la inefable Felicidad de Dios. La Felicidad encerrada en el Amor, sólo la sentirás en toda su plenitud, cuando hayas muerto al egoísmo.
Esta es, ¡oh Kobda!, la Ley dictada por Numú a los diez Fundadores hace mil trescientos años.


Fragmento de libro “Orígenes de la Civilización Adámica” (pág. 316 y siguientes)

jueves, 6 de mayo de 2010

YO SOY EN LA TIERRA


De nuevo con ganas de compartir otro tema de mis "canturreos". Aunque todos tienen su "aquel", éste me parece bellísimo, quizás sea por la dulzura y suavidad de la música que la acompaña. Hoy he puesto un vídeo con letra y todo, para que resulte más fácil pillar el tono si es que os animáis a cantarla.






YO SOY EN LA TIERRA
Música "Solamente Una vez"
Letra: Ma. Luz Rey Cascallar



En la Tierra Yo Soy

la Luz que brilla

en la Tierra Yo Soy

Amor y Paz

una Luz que refleja en la noche

y renace la vida

la esperanza que alumbra

el camino de mi despertar

En la Tierra Yo Soy

fértil semilla

en la Tierra Yo Soy

flor de amistad

que al hermano

le tiende una mano

si la necesita

la sonrisa que hace Divina

a la humanidad.

En la Tierra Yo Soy

Bondad Divina

En la Tierra Yo Soy

el puro Amor

y cuando ese milagro realiza

el cambio en mi vida

soy la fuerza serena que anida el

corazón.

Foto: San Juan de la Cruz- Segovia 2009

martes, 4 de mayo de 2010

AMAR HASTA QUE DUELA


Deseo compartir un extracto de la entrevista que Koldo Aldai le hizo a Yolanda Treviño con motivo del Parlamento de las Religiones del Mundo celebrado hace unos meses en Melbourne. Yolanda es la presidenta de URI (United Religions Initiative), que junto con el Parlamento de las Religiones y Religions for Peace, es una de las más importantes organizaciones interreligiosas del mundo, promoviendo la unidad desde la diversidad. Como digo, esto sólo es un extracto, al final está el enlace a la entrevista completa que es muy interesante.


Eres optimista con respecto al futuro?
Sí lo soy. Cada día estamos anhelando más la luz y saliendo de una cultura de miedo. Estamos despertando a una nueva cultura de amor y de paz. Eso es lo que está emergiendo en cada ser humano.

Ocurre también que conforme vamos despertando a más luz, vemos también más sombras. Es por la ley de los contrarios. Cada ser que veo comprometido me da esperanza, cada ser tiene su papel, su misión y es preciso que la asuma. Me da esperanza que, por ejemplo, aquí en el Parlamento de las Religiones, haya tanta gente deseando afirmarse como seres humanos, como seres de luz.

¿Qué supuso para ti ese contacto con la Madre Teresa?
Tuve una entrevista privada muy bella con ella. Me sostuvo la mano con mucho amor, con mucho cariño… . Me dijo así: “Debes amar hasta que duela”. Al año siguiente ella murió. Yo sentí que toda mi vida había sido una preparación para ese momento.

¿Hay vínculo entre la tradición maya y la filosofía de URI?
Sí lo hay. Todos estamos interrelacionados. No existe el otro. Él es una parte de mi mismo. Ello constituye la base de la cosmovisión ancestral maya. Nos sentimos conectados con todo el mundo. La URI por su parte, constituye una plasmación de esos principios mayas, una forma de acercamiento a los demás, aunque yo no hable necesariamente de la filosofía maya en los encuentros de URI.

Continua leyendo entrevista ...


Koldo Aldai
Fundación Ananta
www.fundacionananta.org

lunes, 3 de mayo de 2010

CANTO DE LAS CRIATURAS


Me gusta cantar, bueno canturrear, lo hago a menudo en las mañanas luego de meditar, también mientras estoy haciendo las tareas de casa; a veces me descubro canturreando por la calle... también le canto a mi nietecita Candela... bueno, ya he hecho una entrada sobre esto: "Musicoterapia" la llamé.

Hoy quisiera compartir una de estas canciones que me acompañan ultimamente en las mañanas, hace poquito que la descubrí en casa de Koldo :

El Canto de las Criaturas.
Música: "Benedicat" de Haendel(incluyo un vídeo con la misma, el mejor que encontré sin coros)
Sobre oración de Francisco de Asís.

Canturrear me alegra el alma y es para mi otra forma de oración.






Alzo mi voz y gracias doy
de todo corazón
por la luna y estrellas
luminosas y bellas,
que cantan con su fulgor
alabanzas al Creador.
Yo me sumo a su canción
y gracias doy de todo corazón.


Alzo...
por el sol que calienta
y a todos alimenta,
los campos viste de flor
y engalanan con primor.
Yo me sumo...


Alzo...
por el hermano viento
que sopla en todo tiempo,
alivia el duro calor
y enjuga nuestro sudor.
Yo me sumo...


Alzo...
por el fuego que arde
y sus chispas esparce
templando así el corazón
de los hombres con suave don.
Yo me sumo...


Alzo...
por el agua que riega,
dulce y fresca se entrega
y sabe cómo vivir
sin apegos y fluir.
Yo me sumo...


Alzo...
por nuestra amada Tierra
que a todo ser sustenta
y es Madre que con amor
nos abraza y da vigor.
Yo me sumo...


Si os animáis a cantarla, seguro que os sentará tan bien como a mi.

Buena semana!
Foto con texto: Escuela de Silencio de J. F. Moratiel

jueves, 29 de abril de 2010

PETICIÓN SOLIDARIA

El 14 de abril el seísmo en Quinghai devastó Yushu (Tibet) por completo. (Del Museo de la Luna)

Esta mañana Joy dejó esta llamada a la solidaridad en los comentarios del anterior post. Ella tiene un magnífico blog: Espíritu Avalon, desde el cual se hace eco de la lamentable situación del Tibet tras el terremoto, y nos informa detalladamente de la manera en que podremos colaborar todos si lo deseamos.




Querida María, me dirijo nuevamente a ti porque me preguntaba si puedo sugerirte, ya que tienes tantos seguidores y eres una persona solidaria, que te adhieras a divulgar la información sobre las acciones que podemos, entre todos, llevar a cabo de manera personal, para que tantos y tantos niños y adultos heridos, a la intemperie y con temperaturas bajo cero, en el Tibet tras el terremoto, puedan recibir ayuda del mundo, condenados como están al olvido por el régimen chino.

He publicado hoy otro post relacionado con ello, con las ayudas que les podemos prestar, y la divulgación es una primordial, ya que ni las noticias hablan de ellos, y los monjes budistas que son los únicos que les están asistiendo e incinerando los cadáveres, dicen que van unos 10.000 muertos.

Gracias amiga mía, y si no lo secundas, también lo entenderé, pero es que por muy pequeña que sea la cantidad del donativo, puede representar la frontera entre la vida y la muerte.

Un abrazo muy grande


Pues aquí queda tu pedido querida Joy, ojalá entre todos podamos mejorar la situación, la tremenda situación que allá están viviendo.


Gracias por darme la oportunidad de colaborar hoy desde la difusión...

domingo, 25 de abril de 2010

LA FUERZA FEMENINA


Hace un tiempo leí una entrevista en "La Contra" del diario la Vanguardia que le hacían a La Abuela Margarita; me encantó, me sorprendió! La guardé junto con una foto suya que me gusta ver en mi ordenador cada vez que lo enciendo...


Casi nada sabía yo de esta abuela y de otras Abuelas tan especiales como las pertenecientes Al Consejo Internacional 13 Abuelas Indígenas, pero investigué y lo que encontré me gustó. Me gusta la labor que hacen, me gusta su mensaje acerca de la Madre Tierra, de la "fuerza femenina", de las abuelas, de las ancianas y su sabiduría, de los círculos... y su alegría...


Esta mañana encontré este maravilloso vídeo con una entrevista que le hacen a la abuela Margarita, lo encontré en el blog TAO-SAI de J. Marcos B , no he podido resistir la tentación de traérmelo aquí y compartirlo junto con la entrevista de "La Contra" que antes mencioné.


Espero que lo disfrutéis... ¡Buen Domingo!







martes 10 de julio de 2007
· Entrevista a la abuela Margarita

"Cuando quiero algo
me lo pido a mi misma"


Ima Sanchez. Publicado en "La Contra", diario La Vanguardia

La Abuela Margarita, curandera y guardiana de la tradición maya, se crió con su bisabuela, que era curandera y milagrera. Practica y conoce los círculos de danza del sol, de la tierra, de la luna, y la búsqueda de visión. Pertenece al consejo de ancianos indígenas y se dedica a sembrar salud y conocimiento a cambio de la alegría que le produce hacerlo, porque para sustentarse sigue cultivando la tierra. Cuando viaja en avión y las azafatas le dan un nuevo vaso de plástico, ella se aferra al primero: “No joven, que esto va a parar a la Madre Tierra”. Rezuma sabiduría y poder, es algo que se percibe con nitidez. Sus rituales, como gritarle a la tierra el nombre del recién nacido para que reconozca y proteja su fruto, son explosiones de energía que hace bien al que lo presencia; y cuando te mira a los ojos y te dice que somos sagrados, algo profundo se agita.

Ella nos dice: "Tengo 71 años. Nací en el campo, en el estado de Jalisco (México), y vivo en la montaña. Soy viuda, tengo dos hijas y dos nietos de mis hijas, pero tengo miles con los que he podido aprender el amor sin apego. Nuestro origen es la Madre Tierra y el Padre Sol. He venido a la Fira de la Terra para recordarles lo que hay dentro de cada uno."

-¿Dónde vamos tras esta vida?
-¡Uy hija mía, al disfrute! La muerte no existe. Las muerte simplemente es dejar el cuerpo físico, si quieres.

-¿Cómo que si quieres…?
-Te lo puedes llevar. Mi bisabuela era chichimeca, me crié con ella hasta los 14 años, era una mujer prodigiosa, una curandera, mágica, milagrosa. Aprendí mucho de ella.

-Ya se la ve a usted sabia, abuela.
-El poder del cosmos, de la tierra y del gran espíritu está ahí para todos, basta tomarlo. Los curanderos valoramos y queremos mucho los cuatro elementos (fuego, agua, aire y tierra), los llamamos abuelos. La cuestión es que estaba una vez en España cuidando de un fuego, y nos pusimos a charlar. seguir leyendo...

Consejo Internacional 13 Abuelas Indígenas

jueves, 22 de abril de 2010

JUSTICIA Y PAZ


¿Es posible la paz sin justicia? Los siglos dan la respuesta... normas hijas de la fuerza y la prepotencia bajo el nombre de "tratados de paz" han sido semillas de nuevas guerras. ¿Y la justicia sin la paz? No hay caminos para la paz, la paz es el camino.


La paz es el camino para la justicia,
para la hermandad, para el amor, para la paz.
Sólo adentro , en la paz de un corazón
que ha resuelto sus tribulaciones,
ganamos la batalla contra todas las formas de opresión,
contra toda injusticia y cada mala siembra,
Toda acción tiene su mañana,
un corazón que ha accedido a la paz lo sabe.
Sabiéndolo elige la virtud.


¿Cómo es un corazón que ha accedido a la paz? La paz interior es ausencia de juicio, culpa, exigencia, prisa, tensión y crítica. Es la condición para conectarnos profundamente a nosotros.


Conectados a nosotros vivimos la conexión con el mundo; conscientes de la conectividad no podemos sentir ningún temor.


En la paz las emociones se aquietan, y en el silencio de las aguas en calma es posible percibir lo justo en cada momento, ser equitativo, ser ecuánime. En la paz somos sembradores de paz. En su silencio la profundidad de la visión aumenta, ya que en ausencia de motivos contradictorios, (incoherencia) podemos por fin ver al mirar y reconocer la verdad. Sensibles a la verdad respecto de nosotros y respecto de que clase de respuesta necesita el mundo, podemos por fin danzar con la vida. Danza es ese encuentro donde dos se mueven sin que nadie conduzca el movimiento: la vida nos mueve y nos cambia, nosotros dejamos en ella nuestra huella modificándola, y ambas cosas ocurren al compás de algo envolvente, invisible, más real que ninguna realidad tangible, el alma.


En la paz somos sembradores de correctas relaciones y por tanto somos semillas de justicia. La justicia florece como hermandad.


Elegir la paz es despertarse cada jornada
dispuesto a asumir un nuevo desafío: el de dar ese día lo mejor.
Dar lo mejor es ser honesto, ser valiente, ser sensible.
Dar lo mejor no es no equivocarse, es aprender;
no es no caer, es volverse a levantar.
Dar lo mejor siempre,
es ser fiel a lo más elevado en nosotros y en los demás.


La vía del alma es la vía de la paz y no está exenta de lucha.
La lucha del que esgrime su espada con un puño pacífico
es la de traer el equilibrio allí donde sea necesario.


Es elegir lo bueno sobre lo fácil;
lo verdadero sobre lo tradicional.
Si implica cuestionar cuestiona,
si implica proclamar la verdad, habla
donde otros por temor callan.
Elegir la vía de la paz es elegir la vía del alma.


(Valores que Curan- Isabella Di Carlo Surraco) Psicóloga y Escritora
Foto: Santa María de Eunate- Navarra. Abril 2010

lunes, 19 de abril de 2010

LOS CÍRCULOS Y ALI MONTERO


"Orad, unid corazones,
formar el círculo Divino,
el Aro Sagrado de la humanidad..."

Hace un tiempo que vengo pensando en hacer una entrada sobre los círculos y su poder.

Círculos de oración, de palabra, de meditación, de sanación, de mujeres...

Los círculos son especiales, en ellos se genera una gran energía.

Frente a mi casa hay un parque infantil, yo diría que es el más concurrido del centro de mi ciudad. Niños, padres y sobre todo abuelos, forman un grupo ruidoso, alegre. A mi me gusta observarlos desde mi ventana, sólo hay dos árboles, bajo los que se cobijan cuando hace sol los adultos, mientras los niños se divierten de acá para allá, en los distintos juegos: caballitos, columpios, toboganes...

Todos esos juegos de alguna manera son individuales, sólo uno puede subir por la escalera del tobogán y tirarse por él; sólo uno puede subirse al columpio de cada vez...

Hace poco más de un mes ampliaron el parque, falta hacía, y pusieron más columpios, toboganes nuevos, otros juegos.

Una mañana estando en casa con la ventana abierta, un griterío más grande de lo habitual provenía del parque, con curiosidad me asomé a ver qué sucedía: habían puesto un nuevo juego, un Círculo, si, un enorme círculo, sin más, al que podían subirse un motón de chiquillos. El juego no tiene ninguna ciencia, es de lo más simple, todos se sientan sobre él y lo hacen girar; por un lado está más alto y por otro más bajo. Todos colaboran en hacerlo girar, todos a una suben sus piernas en cuanto gira... Todos gritan, todos ríen, muchos caen... y vuelta a subir.

Desde ese día, pareciera que en el parque no hay otro juego, todos están fascinados con el círculo. Los pequeños, los no tan pequeños y por las noches de fin de semana los jóvenes, se divierten de lo lindo con el Círculo.

¿Qué tiene ese juego que tanto atrae? Además de lo novedoso, cierto, tiene que no se juega sólo, que muchos otros pueden hacerlo juntos, el círculo une... Este sábado observé cómo varios niños pequeñitos jugaban sobre él cuando uno de ellos se cayó y se puso a llorar; me emocionó ver como poco a poco los demás niños fueron bajando y acercándose a él trataban de consolarle.

Este Círculo tiene poder, me dije, muchas veces se caen niños al correr, o del columpio, y en raras ocasiones los niños que están en otros juegos reparan en ello.

Esta tarde, me pasé por el blog PUNTO APARTE de Alicia Montero, mi querida amiga-hermana del alma Ali, y cual fue mi sorpresa que en su última entrada hablaba sobre los Círculos ¿sincronías? Como siempre, fantástica, así que con su permiso (se lo he pedido), transcribo su entrada para compartirla, a la vez que os sugiero paséis por sus maravillosos blogs, pues están llenos de sensibilidad, buen gusto y sabiduría, que ella comparte con generosidad.

MUJERES ESPIRITUALES

De mi última experiencia vivida en Trieste, Italia, recibí el llamado imperioso de formar círculos con la familia, los vecinos, los amigos, en los centros de enseñanzas, en los trabajos, en los hospitales, en las cárceles, etc.…

Yo aliento a las mujeres a formar círculos que tengan un componente espiritual. Simplemente escuchando los problemas, anhelos y miedos de otras mujeres y contando los tuyos, adquieres más fuerza.
Estos encuentros son instancias de confraternidad donde nos sentimos “parte de algo mayor”, donde nos podemos mirar las caras, sentirnos contenidos, y en esta especial sinergia que ahí se produce, nos transmitimos el amor que nos habita.
Hace muchos años que el hombre se siente solo, y lo único que desea es sentirse amado, sin embargo por las necesidades egoístas que hemos creado, hemos demostramos todo lo contrario.
Hoy mencionaré a dos reconocidas mujeres que nos recuerdan la importancia de ser mujer hoy y nuestra relevancia en los momentos actuales.
No deseo dar la impresión que excluyo el hombre, por el contrario, cada uno en su lugar hoy, cada uno desde su 50% en la unión.

“Dentro de toda mujer alienta una vida secreta, una fuerza poderosa llena de buenos instintos, creatividad y sabiduría. Es la mujer Salvaje, una especie en peligro de extinción debido a los constantes esfuerzos de la sociedad por “civilizar” a las mujeres y constreñirlas a los rígidos papeles que anulan su esencia instintiva.
Esta mujer salvaje pertenece a todas las mujeres, para encontrarla, las mujeres deben regresar a su vida instintiva, a sus más profundos conocimientos. Permitamos a la mujer salvaje que vuelva a cantar en nuestros huesos. Cubrámonos con el verdadero manto del poderoso instinto y la sabiduría. Penetremos en los territorios síquicos que antaño nos pertenecieron, desenrollemos las vendas, preparemos la medicina.
Regresemos ahora mismo como mujeres que aúllan, se ríen y cantan las alabanzas de Aquella que tanto nos ama.”

Clarissa Pinkola Estés - Mujeres que corren con lobos.

Lo propio hace Jean Shinoda Bolen, quien ofrecía a las mujeres una forma activa desde sus círculos locales, lanzando una persuasiva llamada a las mujeres de todo el mundo para salvar el planeta, la sociedad, la economía, las estructuras familiares, con ellos, salvarse a si mismas, mediante la acción.

Basta con que las mujeres del mundo entero dejen actuar al amor que existe en ellas en este momento crítico de la historia para cambiar el rumbo.
Nos dice: “Un círculo digno de confianza tiene un centro espiritual, un respeto hacia los límites y una poderosa capacidad de transformar a las mujeres que lo constituyen.”
Cuando uno está sentado en círculo y en silencio se da cuenta de que hay una conexión espiritual con poder transformador. Guardamos silencio, contamos lo que nos preocupa, debatimos, y juntamos nuestras energías con un propósito.
La espiritualidad, la física cuántica y el budismo dicen lo mismo: Todo y todos estamos interconectados y por tanto lo que cada uno haga influye en el mundo.

Estamos llenas de recursos poderosísimos a los que no prestamos atención, como por ejemplo el conocimiento intuitivo. Estos conocimientos se pueden desarrollar en los círculos.

Gracias querida Ali por tu enorme generosidad y por todo lo que aprendo contigo.

TAÑE TU PROPIA NOTA




Por donde anda el amor,
ese que se presenta sin condición,
por donde se inclina el corazón
el pie camina, el pie camina,
nosotros somos los buenos
nosotros ni más ni menos, todos dicen;
todos hablan de la mar pero en ella nunca están.

Por donde anda el amor,
ese que se presenta sin condición,
por donde se inclina el corazón
el pie camina, el pie camina,
nosotros somos los buenos
nosotros ni más ni menos, todos dicen;
todos hablan de la mar pero en ella nunca están.

Una ola nunca viene sola,
así nosotros movemos el mar,
de la niebla llega saber tripular sin ver,
aunque nos corten las velas remaremos en galeras,
por la ley del Uno yo contigo me uno, avanzaré.

Por donde anda el amor,
ese que se presenta sin condición,
por donde se inclina el corazón
el pie camina, el pie camina

Si no nos guían sus cabezas,
que anden nuestros pies,
y las huellas del camino escribirán
el principio y el final de una historia que ya es,
estar en movimiento no es parado,
es distinto es recorrer,
aunque el rumbo sea incierto
pocos unidos como un gigante ven.

Por donde anda el amor,
ese que se presenta sin condición,
por donde se inclina el corazón
el pie camina, el pie camina

(es algo que sucede cada día,
el sol allá en el horizonte,
es devorado por el monstruo de la tierra,
luego, al alba, volverá a nacer
por el otro lado del mundo,
volaremos sin necesidad de alas.)

Sabemos que el camino es largo
por eso nuestro paso es corto, constante, pa´lante.
Por la ley del Uno yo a ti me uno,
ahora somos uno, somos uno! escucha!!:

Por donde anda el amor,
ese que se presenta sin condición,
por donde se inclina el corazón
el pie camina, el pie camina

Por donde anda el amor,
ese que se presenta sin condición,
por donde se inclina el corazón
el pie camina, el pie camina

Volaremos sin necesidad de alas,
sin necesidad de alas...


Habrá una constante ondulación hacia adelante, sin volver hacia viejos caminos y hábitos. Estás en un camino nuevo ahora: el camino correcto.

Tañe tu propia nota individual, alta y clara. Estas son lecciones importantes que estás aprendiendo, capacitándote para hacer tu propia y única contribución a la totalidad. Lo Nuevo
debe descender para que el hombre pueda contemplarlo; no puede quedar en los reinos más elevados. Mi Reino viene y para acercároslo estoy usando a cada uno de Mis portadores de luz, a cada uno de Mis canales. En paz y quietud lograrás grandes cosas. Con un corazón abierto y comprensivo estás haciendo Mi obra y caminando en Mis caminos. Todo marcha de acuerdo con Mi Plan Divino.
Eileen Caddy