La Vida

lunes, 2 de agosto de 2010

REFLEXIÓN SOBRE LA AMISTAD




Cada semana recibo puntual y generosamente una "reflexión espiritual" procedente de la Asociación Espiritual Mundial Brahma Kumaris, todas ellas magníficas, todas me llevan a la reflexión, de todas aprendo, pero la de esta semana me ha gustado mucho, pues últimamente es un tema que me ronda la cabeza y el corazón; habla de la amistad.

Hoy en día todos nos decimos amigos unos de los otros y eso está bien, pero... ¿es ello real? por ejemplo, en este mundo de la blogosfera observo que muchos nos declaramos amigos, nos regalamos frases cariñosas, intercambiamos abrazos virtuales, nos visitamos, nos visitan, nos leen, les leemos... nos hacen comentarios, les hacemos comentarios...

En ocasiones alguno de estos "amigos virtuales", dejan de visitarnos, de comentarnos; en otras, dejan de publicar durante un periodo más o menos largo en sus blogs y... ¿qué solemos hacer entonces? ¿nos preocupamos por esos llamados "amigos"? ¿pensamos en qué les sucede? ¿seguimos visitando sus lugares para saber de ellos? ¿les preguntamos?

¿Cómo es nuestra amistad? Esta es la pregunta que me he hecho luego de leer la reflexión de BK y que os dejo aquí en el afán de compartir.

"Amistad espiritual

Generalmente hay dos tipos de amistad: una que nutre y ofrece apoyo y otra que se basa en el egoísmo y los chismes.

Todos necesitamos amigos que nos apoyen espiritualmente. Los amigos espirituales nunca son engañados ni se afectan adversamente por la negatividad. Aceptan a los demás como son y a la vez mantienen la consciencia del potencial que hay en cada uno. Creen en los demás y les ven con una actitud constante de respeto, fe y paciencia, no importa lo que suceda.

La amistad espiritual sólo es posible cuando no dependemos de recibir el amor o aprobación de los demás. Esto sucede a medida que desarrollamos nuestra relación con el Alma Suprema, nuestro verdadero amigo y fuente de fortaleza y bienestar.

Desarrollando esta relación con Dios, nuestra benevolencia fluye de manera incondicional. Empezamos a compartir paz y amor, no de acuerdo a los méritos, sino debido a que es nuestra naturaleza intrínseca el hacerlo.

Lo opuesto a la amistad espiritual es la dependencia, en la que se da un mercadeo sutil: “Te daré amor si tú me lo das a mí”. La amistad espiritual está libre de tales juegos engañosos de dar y tomar.

Los amigos espirituales son “in-dependientes”: enfocados hacia el interior, son capaces de “depender” de sí mismos como fuente de bienestar. Esto hace posible que sigan dando, en vez de tomando.

Por tanto, convirtámonos en un verdadero amigo de nosotros mismos y de los demás".


Brahma Kumaris World Spiritual University
www.bkwsu.org


Últimamente no dispongo de mucho tiempo para dedicar al blog, procuro visitaros, no siempre dejo comentarios (por falta de tiempo que no de ganas). He estado a punto cerrar este espacio, pero he pensado que no, es mi lugar, y cuando sienta necesidad de expresar, de compartir algo lo haré como hasta ahora, ese es mi único objetivo.

Estamos en verano, tiempo de ocio, de vacación, de disfrute y relax... tiempo de compartir...de caminar... de crecer... de amar... y como dice la canción:

"Que el camino crezca contigo
y que el viento juegue en tu espalda
que el sol ilumine tu cara
que la lluvia caiga suave en tus campos
y hasta volverte a ver
que el buen Dios te acoja en el hueco de Sus manos"


¡Buen Camino Amigos!

5 comentarios:

arianna dijo...

Que estupenda reflexión Maria

La mistad es copmpartir

Creo que en este medio , se crea una conexión, unos lazos invisibles que bien se puede llamar amistad , habrá quienes se irán y desaparecerán, les retendremos en nuestra mente, ocupando un lugar privilegiado en nuestro corazón

cuando encontramos a ese alguien
especial en nuestras vidas,
nuestra travesía en el tiempo,
se transforma en algo mucho más llevadero.
La amistad es uno de los más maravillosos regalos de la vida.

Gracias Maria, recibe mi amistad

Alimontero dijo...

Hola preciosa!! gracias a tí recibo estas reflexiones...realmente me enseñan, me nutren, me hacen bien.
;-)
Bellísima reflexión has compartido...nosotras si bien es cierto estamos lejos, estamos pendientes de lo que nos pasa....es lo que siento, aunque ultimamente estemos mas distantes por las vacaciones.
Te enviaré correo..

Te q uiero mucho, cuídate y sigue disfrutanto de tu verano....

Ali

QUEOQUINA dijo...

María, al igual que tu ahora solo me doy tiempo de visitar cuando puedo los espacios, aunque ya no publique en el mio, cree me que cuando uno vuelve a visitarlos, el alma se re anima, no pasa tiempo, están ahí para seguir siendo los amigos espirituales.Un fuerte abrazo.

Silvia García dijo...

"Que el camino crezca contigo
y que el viento juegue en tu espalda
que el sol ilumine tu cara
que la lluvia caiga suave en tus campos y hasta volverte a ver
que el buen Dios te acoja en el hueco de Sus manos"

Buen día María, lunes a la mañana por aquí, mucho frío pero el sol brilla con todo su esplendor.
Gracias por estar siempre, gracias por ser tu amiga y sentirte mi amiga. Te quiero
Silvia

julia del prado morales dijo...

Gracias por la amistad, por los amigos. Es cierto todo lo que afirmas. Soy amiga virtual de Rafael Lizarazo y por él vine a este espacio.
Abrazos desde el Perú, Julia