La Vida

sábado, 3 de octubre de 2009

¿Musicoterapia?



Cuando era pequeña, muy pequeña, y por alguna razón me sentía mal, y con ganas de llorar, recuerdo que cogía un trapo, me subía a una banqueta, y en el lavadero que había en casa, en la ventana de la cocina, me ponía a lavar y a cantar, casi gritar diría yo, mientras alguna que otra lágrima discurría por mis mejillas:"ay ay ay ayyyyyyyyyy, canta y no lloooores" hasta que con el ímpetu que ponía en el asunto del lavado y cantado gritado... desahogaba mis penas y dejaba paso a la alegría.

Esta es la canción que yo cantaba por aquel entonces; ahora la canto cuando estoy alegre, y me río mucho recordando aquellos episodios infantiles. Mira que golpeaba con fuerza el trapo contra la piedra de lavar... terapia, purita autoterapia.

No sé si se deberá a aquellos momentos, pero soy muy cantarina, a menudo me descubro canturreando mientras hago las labores del hogar, o caminando por la calle, y hace ya algún tiempo que me he dado cuenta de que lo que canto de un modo inconsciente, manifiesta lo que siento en mi interior, y que muchas cosas, muchas, me son reveladas por ese medio.

Feliz Domingo, y cantad, cantemos siempre para que los corazones estén alegres.

7 comentarios:

Alimontero dijo...

Querida María, que linda entrada!!
He visto una bella foto al costado con palabras de Osho.
Son tus padres y tu nieta? ;-)

De pequeña mis padres me llevaron al conservatorio para aprender piano...te hablo de alrededor de 6/8 años aprox
Estuve ahi por tres años...increíble como eso me ayudó tanto posteriormente.
Me reconozco auditiva, reconozco las notas y si alguien "desafina" jajaja...después ya salida del colegio ingresé al Coro de la Universidad de Chile. Fue una gran experiencia.
Y bueno, no seguí con el piano, sin embargo un día ví una guitarra y nadie me paró entonces... aprendí "por oido" y posteriormente hice clases a pequeños....
Te comprendo perfectamente que la música es una bella terapia...

Un beso preciosa!!

Ali

Delia Regina dijo...

Amo la música y no puedo entonarla, para eso soy absolutamente negada, pero agradezco poder apreciarla y escucharla.
Un abrazo.

thot dijo...

Qué bonita entrada María. La música manifiesta nuestro estado de ánimo y hace que nos sirva, como bien dices, de autoterapia.
Yo canto horriblemente mal pero no paro de canturrear :)
Un beso.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Canta amiga
y que tu canto
siempre nos contagie
y nos bendiga

paz&amor

Isaac

Estrella Altair dijo...

A mi me pasa lo mismo, coincido contigo, es una entrada buenisima que refleja muy bien lo que muchos hacemos para "espantar los males", como dice el refran..

Me encanta cantar y la música... y voy a empezar este lunes cantando como tu eso de "canta y no llores".

Besos y buena semana

Silvia García dijo...

Querida María
Como dice Thot, canto horriblemente mal, pero canto, desde niña escuchaba a mi madre frente a las enomes bateas donde lavaba ropa "para afuera" cantar y cantar, seguro ella también trasmutaba su dolor y su cansancio, otra de las cosas que hacía y que yo imito para horror de Ernesto es silbar, tanto es así, que a veces vamos por la calle y yo voy "silbando bajito"
Cantemos que nos alegra el alma, seguro que sí.
Preciosa entrada
Abrazos desde el alma
Silvia

Mira_azevedo dijo...

MA;
Quien canta sus males espanta..
.La Música es la arte más cerca de Dios. Es un convite al más dulce de los sueños y encantamiento, razón y “ anti razón.”
La música siempre tendrá un papel importante en la vida de las personas, ayudando a reequilibrar ,descargar emociones, enamorar, festejar….
Cantar , cantar y cantar a belleza de ser un eterno aprendiz, esa es nuestra opción.


Bj GRANDE