La Vida

martes, 6 de octubre de 2009

¡ES UNA NIÑA!


Como decía en el anterior post, a lo largo de mi vida, la música, las canciones, han brotado de mis labios procedentes de mi interior a veces de una manera inconsciente, revelando mi sentir.

Hace unos días, la voz de mi hijo a través del teléfono me dijo: "es niña" . Yo, en mi despiste habitual digo ¿quien?

¿Quien va a ser mamá?

¿Tu hija? pregunté.

Pues claro mamá! acabamos de salir del ginecólogo y nos lo ha confirmado.

Bueno, qué puedo decir, por supuesto que la alegría sería la misma si la voz de mi hijo hubiese dicho:"es niño", pero... es niña, mi niña, mi nieta, mi nueva nietita...ahora ya comenzaba a tener identidad... es una niña... ¡ya es alguien!

Le di la enhorabuena, salté, lloré de alegría, abracé a mi marido, el abuelo, volví a saltar, es niña, es una nena, una nena... jajajajajajaja, mi corazón rebosaba alegría.

Y sucedió que de manera inconsciente, como siempre, comencé a canturrear: " Na, na, na, nanaaaaa, na, na, nanaaaaaa, Mariquilla bonita graciosa chiquita tienes mi quereeeeeer, yo te doy mi vida, mi alma, mi sangre y todito mi seeeeer, y te canto bajito lo que te quiero, cuanto te adoro, tú eres mi bieeeeeen! Toda la mañana, todo el día, cada vez que estaba absorta en mis quehaceres, ¡zas! la cancioncita, "Marquita bonita, graciosa chiquita"..... y así desde ese día, cada vez que pienso en ella, me sale esa canción.

Por supuesto que así no se llamará, todavía sus papás están barajando diferentes nombres, todos ellos preciosos, pero en mi corazón, será siempre esa "mariquilla bonita" que acudió a mi después que su papá me la presentara: "es una niña".

Antes de que mis hijos nacieran ya les cantaba, luego de nacidos, les cantaba nanas y todas las canciones infantiles que conocía, disfrutaba, disfrutaba mucho haciéndolo...

Cuando Daniel, nuestro pequeño hijo de acogida, vino a nuestra familia, también le cantaba mucho, cómo le gustaba... le relajaba de un modo increíble. Hay un par de canciones, que le gustaban especialmente, y estoy convencida de que cada vez que las oiga a lo largo de su vida, algo resonará en su interior que automáticamente, lo pondrá en contacto con mi corazón, quizás no con mi cara, seguro, pero si con mi corazón, eso no lo dudo. Es algo entre él y yo, nada más. Sé que nadie se las cantará, no pueden, no son las típicas canciones infantiles, son adaptaciones personales de canciones populares, un lenguaje personalizado... Desde que se fue, le canto a través de mi corazón, cada vez que lo siento cerca, porque lo siento, lo sigo sintiendo... y lo hago porque sé que lo necesita, que le calma.

Antes de que Jimena, mi nieta mayor naciera, también acudió a mi para que le cantase... y lo hice, y lo hago cada vez que acude a mi corazón... porque acude.

Y ahora con mi pequeña que está en camino, igualmente ¿no os parece mágico? A mi me encanta esta faceta de cantarina de corazón a corazón... Cuando desde ahí, desde el corazón, desde mi alma, canto a mis pequeños, derramo todo mi amor sobre ellos, y siento como ese amor los envuelve, como un manto que los abriga, nutre y protege...

Pues eso, como desde esa mañana no ceso de canturrear la susodicha canción, y no tenia ni idea de cual era su título ni quien la cantaba (me sucede muy amenudo), acudí a mi marido, él lo sabe todo sobre música, o casi todo, es un apasionado, además de tener un cerebro prodigioso para recordar los títulos... siempre el mismo ritual:

Jose... ¿quién cantaba esta canción?

No sé, dice casi siempre.

Si, hombre, escucha! y yo comienzo a canturrear...

Eso hice esta mañana, y de repente le oigo decir: "Es de José Luis y su guitarra" ¿quien? pregunté; de José Luis y su guitarra, repitió. Juraría que jamas había oído hablar de ese hombre... pero entré al You Tube y ¡aquí está! Este marido mio es un fenómeno y me siento agradecida por ello...
Pues nada, aquí estamos compartiéndonos gozosas, la canción y yo.


(Foto: Escultura en piedra de la Casa de Aldán- Verano 2009)

9 comentarios:

Silvia García dijo...

Ayyy mi querida María, que alegría, que emoción me da leerte, que bueno que estés disfrutando desde ya la llegada de esa nieta, y que le cantes canciones, seguro que a pesar que está en el vientre de su mamá, ella te escucha, como también lo hará Daniel cuando cantas para él.
El amor no conoce de barreras, ni de distancias, ni de separaciones, el amor es, simplemente ES, solo hay que dejar que florezca en nuestro corazón.
Un gran abrazo canturrero.
Silvia

gb dijo...

Buenas noches y Felicidades MARIA DURGA

¿es una niña? o es un SER lo que palpita, que estaba antes ya, que caminará a tu lado y que cuando no seamos SERÁ.
con su ojos te veras, su voz se llama silencio, pero no te confundas aunque que tú y ella sois dos ¡solo hay UNA!.

namasté

pranava

toñi dijo...

Mi enhorabuena y que todo salga perfectamente

Un besito

Alimontero dijo...

Maríaaaaaaaaaaaa...abuelaaa!♫
Ay mujer, te doy ese abrazo como cuando nos encontrarmos en Vigo, te acuerdas???...grande, profundo, emocionado, ...con corazón!! ;-)

Sé de que me hablas, y siento como sientes...
Me creeras que al ver y escuchar ese video me recordé de la canción? jajajjaa, siiiii, de pequeña la escuchaba y creo que de adolecente tambien...;-)

Mis felicitaciones, porque esa nieta ya está acogida por su abuela paterna. La rama femenina está apoyándola, conteniéndola...
Te quiero mucho,

Ali

Delia Regina dijo...

María, comparto tu alegría y emoción, la llegada de los nietos es algo tan especial! Bonita tu canción.
Un beso.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, María...

La alegría que nos depara una noticia tan grata, como lo es la llegada de un nuevo ser a la familia, no se compara con nada y la dicha es inmensa.

He recordado el nacimiento de mi hija menor y escuchando tan bella canción se me ha desgajado una lágrima.

felicitaciones y que todo salga de maravilla.

Abrazos.

thot dijo...

Qué emotivo. Es como si te viera :)

Muchas felicidades !!!
Un besazo.

Gizela dijo...

María, felicitaciones, por esa bendición.
Sigue cantando, que llega al corazón.
Besos María para ti y para el fenómeno... un abrazo jajaja
Gizz

Maria Durga dijo...

Quisiera dar las gracias a los que tan generosamente me visitáis y dejáis vuestros comentarios, y también a los que no comentáis pero leeis... Todos sois bienvenidos.

Que Dios os bendiga a todos

Abrazos desde el alma

Maria