La Vida

domingo, 25 de octubre de 2009

CADA BEBÉ CON SU CANCIÓN


Ya casi hace una semana que no salgo de casa, estoy con faringitis y un resfriado en toda regla- cualquiera dice hoy que esta con gripe, lo mismo te agarran, te aislan, o lo que es peor ¡te vacunan! Yo con Homeopatía y mis remedios caseros: miel ecológica de las abejas de mi sobrino Alex, vitaminas de las frutas y mucho líquido, además de camita y buenos cuidados, me apaño bastante bien, así que ya estoy se diría en fase de remisión. Bueno, pues a ratos he estado navegando por "el internet" para pasar el tiempo, y como casi siempre me he encontrado con cosas muy interesantes, entre otras, el texto que os comparto. Me ha conmovido por muchas razones, por su belleza, sensibilidad y porque me recuerda mis cantos...

¿Cómo es posible? me dije, yo nada sabía de la existencia de esa tribu ni de sus ritos... ¿Me vendrá de ahí esa devoción por el canto desde el alma, sobre todo para los bebés? ¿El impulso de avivar recuerdos? ¡Quien sabe!


TEXTO DE TOLBA PHANEM: MUJER, POETISA, AFRICANA, DEFENSORA DE LOS DERECHOS CIVILES DE LAS MUJERES AFRICANAS.
Cuando una mujer de cierta tribu de África sabe que está embarazada, se interna en la selva con otras mujeres y juntas rezan y meditan hasta que aparece la canción del niño.

Saben que cada alma tiene su propia vibración que expresa su particularidad, unicidad y propósito.

Las mujeres entonan la canción y la cantan en voz alta. Luego retornan a la tribu y se la enseñan a todos los demás. Cuando nace el niño, la comunidad se junta y le cantan su canción.

Luego, cuando el niño comienza su educación, el pueblo se junta y le canta su canción.
Cuando se inicia como adulto, la gente se junta nuevamente y canta. Cuando llega el momento de su casamiento, la persona escucha su canción. Finalmente, cuando el alma va a irse de este mundo, la familia y amigos se acercan a su cama e igual que para su nacimiento, le cantan su canción para acompañarlo en la transición.

En esta tribu de África hay otra ocasión en la cual los pobladores cantan la canción. Si en algún momento durante su vida la persona comete un crimen o un acto social aberrante, se lo lleva al centro del poblado y la gente de la comunidad forma un círculo a su alrededor. Entonces le cantan su canción.

La tribu reconoce que la corrección para las conductas antisociales no es el castigo; es el amor y el recuerdo de su verdadera identidad. Cuando reconocemos nuestra propia canción ya no tenemos deseos ni necesidad de hacer nada que pudiera dañar a otros. Tus amigos conocen tu canción y te la cantan cuando la olvidaste. Aquellos que te aman no pueden ser engañados por los errores que cometes o las oscuras imágenes que muestras a los demás. Ellos recuerdan tu belleza cuando te sientes feo; tu totalidad cuando estás quebrado; tu inocencia cuando te sientes culpable y tu propósito cuando estás confundido.

No necesito una garantía firmada para saber que la sangre de mis venas es de la tierra y sopla mi alma como el viento, refresca mi corazón como la lluvia y limpia mi mente como el humo del fuego sagrado

Foto obtenida en Internet.

5 comentarios:

Delia Regina dijo...

Qué hermosa forma de tener presente la real identidad, cada cultura tiene su manera de expresarlo.
Un abrazo y que ese malestar te deje en paz, aunque me parece que alguna puertita te abrió, no?

Juan dijo...

María

En primer lugar deseo que te recuperes definitivamente... ¡y no tengas que vacunarte!

Que bonita tradición de la tribu africana que mencionas. Cuanta espiritualidad, cuanto amor y cuanta comprensión de esa gente.

Me parece un ejemplo estupendo, cada uno va unido a su energía en forma de canción y lo que eso representa.

Un abrazo.

Juan Antonio

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, María...

Cada niño nace con su canción, esa debe ser la manera como que los habitantes de la tribu marcan el camino al recién nacido, para que vaya por el sendero del bien y la dignidad.

Es como una brújula que lo orienta y lo guía en el andar, si equivoca el camino tiene su canción para regresar a él.

Gracias por compartir tan constructiva tradición.

Abrazos.

toñi dijo...

Una tradición preciosa digan de admirar. Gracias por mostrárnosla.

Espero que te recuperes. Yo ya llevo arrastrando un catarro más de un mes y estoy hasta el gorro

Un beso

Silvia García dijo...

Mi querida María, en primer lugar deseo y espero tu recuperación del resfriado ya sea total.
Que José te mime mucho porque el amor es lo que más cura.
En cuanto a tu entrada, hermosa, estas tradiciones cuidan mucho la identidad, además que hermoso tener "nuestra canción" te imaginas? para nacer, para morir, para los errores que podamos tener.
Estupendo
Y estupendo sería ver tu foto cada vez que vengo a visitarte, sábes que se siente distinto?
Además sos tan linda.
Te quiero mucho y te abrazo de corazón.
Silvia