La Vida

viernes, 20 de febrero de 2009

EL HOMBRE QUE PLANTABA ARBOLES

Este vídeo es un canto a la vida y a la esperanza. Esperanza en el ser humano y en lo que puede lograr un sólo hombre cuando se lo propone.

Tiene una duración de 30', si ahora no tienes tiempo, no importa, vuelve si lo deseas más tarde y regálate esos minutos, merece la pena.

Como dice en una parte del vídeo: "... me convenzo de que a pesar de todo, el destino del hombre puede ser maravilloso".


7 comentarios:

okaza carlita dijo...

Bienvenida de nuevo al mundo bloggero, con esta perspectiva positiva que es tan valiosa, con estas palabras, imágenes y sensaciones agradables que trascienden la pantalla.
¿El frío? Aminorando. Los nenes, felices empezando a plantar cosas en la tierra.
Bicos mexicanos.

thot dijo...

Hola María;
Vaya 30 minutos tan bien aprovechados. El cuento es precioso y nos sirve para reflexionar.
Un beso

Silvia García dijo...

Mi querida aprendiza.
Así comencé también mi comentario en tu otro blog.
Felicitaciones!! como no podía ser de otra manera, se lo ve hermoso y constructivo que es lo principal.
No dudes que siempre estaré pasando.
Muchos cariños, abrazadora!!!!

@Patrulich dijo...

María, qué preciosura de cuento! Un maravilloso canto a la esperanza que me ha conmovido y me ha infundido mucha paz...
Muchas gracias por estar ahí, siempre regalándonos sabiduría y amor, querida amiga!!!

SoL LuNaR dijo...

lo dejé a medias pero si...al fin valió la pena, gracias por compartirlo :)

Alimontero dijo...

Me ha encantado María! ;-) muchas gracias por sentir que era necesario entregarlo...
Cada vez necesitaremos espacios como el tuyo...las cosas se ven difíciles...y lo que pasa que recien algunos están tomando consciencia...y "muchos los llamados y pocos los escogidos"...y depende de cada uno.. es un llamado individual... y los tiempos de unos no son los de otros... a cada cual le llega lo que tiene que llegar...
Felicidades y bienvenida!!

Un abrazo,

Ali

Maria Durga dijo...

OKAZA CARLITA, bienvenida tú cariño, a este nuevo espacio. Gracias por tus palabras siempre animosas.

Me alegra que el frio aminore por ahí, y por fín podáis ir en mangas de camisa. Qué suertudos tus niños, poder plantar lo que sea en la tierra... es maravilloso!

Ummm, esos bicos mexicanos me saben a gloria.

Abrazos desde el alma