La Vida

martes, 11 de agosto de 2009

EL ALACRÁN



Un maestro oriental vio cómo un alacrán se estaba ahogando, y decidió sacarlo del agua, pero cuando lo hizo, el alacrán lo picó. Por la reacción al dolor, el maestro lo soltó y el animal cayó al agua y de nuevo estaba ahogándose. El maestro intentó sacarlo otra vez y otra vez el alacrán lo picó.

Alguien que había observado todo, se acercó al maestro y le dijo: “Perdone maestro, ¡pero usted es terco! ¿No entiende que cada vez que intente sacarlo del agua el alacrán lo picará?”. El maestro respondió: “La naturaleza del alacrán es picar, el no va a cambiar su naturaleza y eso no va a cambiar la mía, que es ayudar y servir”. Y entonces ayudándose de una hoja, el maestro sacó al animalito del agua y le salvó la vida.


No cambies tu naturaleza si alguien te hace daño, sólo toma precauciones.

Algunos buscan la felicidad, otros la rechazan. No olvides esto.

No permitas jamás que la conducta de otras personas condicionen la tuya. Sencillo, ¿no crees?

6 comentarios:

thot dijo...

Me encantan estas historias que tanto nos enseñan. Muchas gracias por compartirlas.

Un beso.

Silvia García dijo...

María, que bueno que estés por aquí!!
Precioso lo que has posteado, y que real, nuestra naturaleza jamás puede cambiarse, de hacerlo, no seríamos nosotros mismos, eso sí, como dices tú, tenemos que tomar precauciones para no salir lastimados.
Que termines tu día con armonía
Un abrazo de amor
Silvia

okaza carlita dijo...

Bastante dificil en la vida real...¿cuándo no nos hemos sentido tan heridos que volver a amar se complica?
Te lo juro que es difícil, pero posible.
Unha aperta mexicana!

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola. María...

Realmente una enseñanza muy valiosa:

debemos conservar nuestra forma de ser en las buenas o en las malas, aunque a veces la vida nos la ponga difícil.

Abrazos.

yeni dijo...

me ha encantado la historia, y quiero que sepa que ha llegado a mi vida justo cuando lo necesitaba.
un fuerte abrazo

estela dijo...

Una buena lección. Lo tendré en cuenta. Gracias.

besos.