La Vida

martes, 16 de febrero de 2010




En el silencio no hay fecha. Es imprescindible contar con todo el tiempo. No pongàis fecha a vuestra maduración. El amor no tiene fecha ni historia. El amor es de siempre. Vivid el silencio con amor. Respetad los ritmos de la vida. No siempre es lo mismo en el silencio. Vivid cada día lo que hay. No siempre es primavera. No busquéis nada. En el silencio todo se os va a dar. Hace falta tiempo. Sabed esperar. ¿Qué pensáis de una mujer que quiera dar a luz a los dos meses de empezar su gestación? No hay ni una hora inutil en el silencio. Nada es inútil. Es imprescindible saber estar con paciencia. Esos meses que la fruta está madurando en el árbol para llenarse de vida no son en vano. Ella madura y sólo entonces nos da su dulzor. Sin prisa.

La paz está dentro. Pero no se hace presente de repente. Hace falta tiempo. Todo está ahí. En la semilla está la calidad del fruto pero hace falta tiempo y esto es lo natural. Decía Cicerón: "Tres cosas hay en la vida que no se les pueden meter prisa:

- a la naturaleza,
- a un anciano,
- a la acción de los dioses en tu historia".

Por eso no es importante pedir las cosas enseguida. Eso es un atropello. Es bueno seguir el ritmo de lo natural. No hay que tener prisa. Tómate tiempo. Es importante. No aceleres el proceso de tu curación. Ante un resfriado, "métete en la cama, suda y bebe agua". Tardarás más tiempo que si tomas antibióticos, pero saldrás, a la larga, ganando con el cambio.

(José F. Moratiel- Conversando desde el silencio)

9 comentarios:

okaza carlita dijo...

Tu silencio, tu curación y tus tiempos son sabios.
Unha aperta!

Delia dijo...

Hola María:

Feliz reencuentro en las palabras de F. Moratiel, un magistral intérprete del silencio que sabe entrar y hacer morada en los corazones.

Un fuerte abrazo.

arianna dijo...

En sus palabras se le reconoce, es un gran maestro del silencio, te inunda con sus palabras hasta llegar al corazón

Gracias Maria, me alegra q. estés de nuevo por aqui

Recibe un cálido abrazo

Jordi dijo...

"El silencio es como el viento: atiza los grandes malentendidos y no extingue más que los pequeños."

Ya quisiera yo haber dicha ésta frase, pero no fue así. Se le atribuye a Elsa Troilet, una novelista francesa.

Creo que está un poco acertada con tu post.

Un abrazo

Toñi dijo...

"Si me buscáis, buscadme en vuestro silencio, en el silencio de vuestro corazón.

Ahí me encontrarás"

Me alegro mucho,María, de tu regreso...desde tu silencio, un fuerte abrazo.

Alimontero dijo...

Querida amiga, que alegría volver a leerte...
Entiendo muy bien tu entrada...y me encantaron las palabras de F. Moratiel.
Qué mejor que la vivencia para esto....
El mundo está en crisis y cambios,y tambien nosotros conformamos este mundo. La única seguridad verdadera y estable viene de la experiencia del silencio, de ser un soberano en mi mundo interior y de permanecer conectado tanto como sea posible con la fuente de poder espiritual.

Aparecerán muchos momentos de tribulación, y tendrás mucho "ruido" para distraerte....la única certeza será seguir a tu corazón....ahí está tu verdad...

Bendiciones mi gran amiga!

Ali

thot dijo...

Preciosa enseñanza que nos compartes.
Un beso enorme.

Estrella Altair dijo...

Me gusta la música y el tema, es verdad ..

.. bendito tiempo.

.. cuando somos capaces de darnóslo..

Tienes razón María..

Un abrazo muy muy fuerte

Gizela dijo...

Esta vez me voy a volver usurpadora y me adheriré a la respuesta de Ali.
Besotes María y lindo domingo.
Domingo para recordar, equilibrio e igualdad.