La Vida

jueves, 7 de enero de 2010

BENDICIÓN PARA EL NUEVO AÑO






Que tu mirada gane en hondura y detalle para que puedas ver más claramente tu propio viaje con toda la humanidad como un viaje de paz, unidad y esperanza.

Que seas consciente de todos los lugares por los que caminas y vas a caminar en el nuevo año, y que conozcas, por experiencia, qué bellos son los pies del mensajero que anuncia la buena noticia.

Que des la bienvenida con una sonrisa a todos los que estrechan tu mano: las manos extendidas forman redes de solidaridad que alegran y enriquecen con su presencia protectora.

Que sea tuyo el regalo de todas las cosas creadas; que sepas disfrutarlas a todas las horas del día; y que te enfrentes, con valentía y entusiasmo, a la responsabilidad de cuidar la tierra entera.


Que el manantial de la ternura y la compasión mane sin parar dentro de ti, noche y día, hasta que puedas probar los gozos y las lágrimas de quienes caminan junto a ti, tus hermanos.

Que despiertes cada mañana sereno y con brío, con la acción de gracias en tu labios y en tu corazón, y que tus palabras y tus hechos, pequeños o grandes, proclamen que todo es gracia, que todo es don.

Que tu espíritu esté abierto y alerta para descubrir el querer de Dios en todo momento; y que tu
oración sea encuentro de vida, de sabiduría y de entendimiento de los caminos de Dios para ti.

Que tu vida este año, cual levadura evangélica, se mezcle sin miedo con la masa y haga fermentar este mundo en que vivimos, para que sea realmente nuevo y tierno.

Y que la bendición de Dios que sale a tu encuentro, que es tu roca, tu refugio, tu fuerza, tu consuelo y tu apoyo en todo momento, lo invoques o no, descienda sobre ti y te guarde de todo mal.

(Autor por mi desconocido)
Fotos: Ana del Pozo Corbeira

6 comentarios:

cooking-love dijo...

Que bendiciones tan lindas¡Es precioso este texto,muy profundo,y lleno de buenos deseos...
gracias por compartirlo.
un abrazo.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, María:

¡Qué así sea! e igualmente para ti.

muy lindo texto, gracias por compartirlo.

Abrazos

Alimontero dijo...

La humanidad está viviendo momentos muy especiales hoy... mi cuerpo lo siente....llevo tres días en esto...;-)
jajajaj.. los famosos síntomas energéticos! uffff!

Estoy con el corazón abierto, expandido para recibir todas estas bendiciones maravillosas...!

Eres un sol María.... gracias!!
te quiero mucho... cuídate, si?

Ali

arianna dijo...

Gracias María por tus buenos deseos

Muchas bendiciones para tí y los tuyos

Precioso blog con contenidos que llegan, pasaré a visitarte si me lo permites
un abrazo

Silvia García dijo...

"Que tu mirada gane en hondura y detalle para que puedas ver más claramente tu propio viaje con toda la humanidad como un viaje de paz, unidad y esperanza."
Sobre todo en tu viaje a Santiago, aquí estaremos esperando que nos traigas tu sabiduría tu buen entender, tu ternura, tu sonrisa.
Gracias por traernos estas bellas palabras, gracias por ser como sos.
Te abrazo con amor.
Silvia

Gizela dijo...

Yo también abro mi corazón, para recibir toda esta lindura que regalas.
Besos grandes y linda semana María
Gizz